miércoles, 30 de marzo de 2011

El 84 % de los pacientes que entra en una situación de shock fallece según el estudio RESH

Un 84,2 por ciento de los pacientes que entra en una situación de shock fallece y la mayoría lo hace en el hospital por no haberse realizado un diagnóstico a tiempo de este fallo multiorgánico. Esta es una de las conclusiones del estudio RESH (Registro Español de Shock) llevado a cabo en 13 hospitales españoles y el SAMUR de Madrid por iniciativa del Grupo Nacional de Shock de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) .Detectar a tiempo una situación de shock es todo un reto para los profesionales sanitarios pues no resulta fácil su identificación por el profesional sanitario dado que cursa con síntomas poco evidentes. Y, sin embargo, se trata de una de las principales patologías tiempo dependientes que con un mayor conocimiento de sus síntomas salvaría muchas vidas. Paradójicamente, la mayoría de los pacientes que fallece en los hospitales españoles lo hace en planta y no en los servicios de urgencias, lo que confirma este retraso en el diagnóstico que en ocasiones impide salvar la vida del paciente. Según la Dra. Ana Navío, responsable del grupo de trabajo se SEMES e impulsora del RESH, “es del todo necesario concienciar a las autoridades, a la población y a los médicos y personal de enfermería sobre el alcance de este problema sanitario, ya que se encuentra infradiagnosticado y la primera hora es vital, habiéndose determinado que transcurridas dos horas desde el comienzo de los síntomas, la mortalidad del paciente es del 71,6 por ciento”. De ahí la importancia de proceder a una pronta identificación e intervención. En el estudio se especifican los síntomas, iniciándose muchas veces en un malestar general que acaba en shock. Entre las conclusiones se destaca que “los médicos y enfermeros de urgencias deben ser expertos en la rápida identificación del shock para evitar intervenciones agresivas y reducir la morbilidad y mortalidad”. El estudio RESH incorpora las características de los pacientes que han sufrido shock, previo a la formulación de conclusiones. “Nos hemos encontrado con que las personas que han padecido shock, generalmente tanto varón (59 por ciento) como mujer (41 por ciento), y españoles (95,7 por ciento), habían acudido a urgencias con un cuadro de malestar general (23,9 por ciento) como síndrome más frecuente, lo que representa una dificultad muy grande para el personal sanitario la identificación precoz del shock”, comenta Navío. Otros síntomas fueron la pérdida de conocimiento (16,9 por ciento) y dolor torácico (14,6 por ciento) y siendo el dolor abdominal el síntoma más raro (1,9 por ciento). **Publicado en "El Médico Interactivo"

No hay comentarios: