lunes, 28 de febrero de 2011

El consenso global demanda el mejor manejo de la salud del pie diabético

El consenso global publicado este mes en Medicina Diabética tiene como objetivo ayudar a las personas con diabetes y con bajo riesgo actual de tener complicaciones de pie para que efectúen un régimen básico de cuidados del pie y así reducir la probabilidad de desarrollar complicaciones de pie graves en el futuro. El consenso ha sido alcanzado por diez líderes innovadores mundiales para proporcionar un marco educativo práctico para todos los profesionales sanitarios que se encargan de asistir a los pacientes con diabetes. La información sobre la salud del pie y los auto-cuidados del pie para la gente con diabetes y con bajo riesgo de experimentar complicaciones de pie relacionadas con la diabetes es actualmente muy limitada. En respuesta a ello el consenso recomienda la implementación de un programa de cuidados, a realizar en cuatro pasos, para mejorar la salud del pie:
-- Mantenimiento de unos niveles buenos de glucosa sanguínea (según las recomendaciones de los profesionales sanitarios).
-- Asistir a un examen de inspección anual del pie con profesionales sanitarios.
-- Informar inmediatamente a los profesionales sanitarios de cualquier cambio en cuanto a sensación, coloración de la piel, fisuras en la piel, hinchazón o dolor.
-- Efectuar una simple rutina diaria de cuidados del pie mediante el lavado y secado entre los dedos, aplicación de crema hidratante, y comprobación de anormalidades.
"El consenso o acuerdo deberá convertirse en una guía destinada a los profesionales sanitarios para ayudar a transmitir la importancia del auto-cuidado básico del pie para toda la gente con diabetes, particularmente aquellos con bajo riesgo actual de padecer complicaciones de pie," comenta el autor del acuerdo Alistair McInnes, Universidad de Brighton, RU. "El cuidado básico del pie es simple, rápido y capacita al paciente a hacerse cargo de la salud de su pie de una manera más activa, y puede reducir la probabilidad de experimentar complicaciones más tarde."
Los profesionales sanitarios necesitan asesoramiento sobre la mejor forma de educar y apoyar a la gente con diabetes para que efectúen ellos mismos sus propios cuidados del pie. Es importante que la gente con diabetes puedan ellos solos hacerse cargo de la propia salud de su pie desde un estadio temprano, para así reducir el riesgo de complicaciones de pie en el futuro. La gente con diabetes que se halla actualmente en este grupo de bajo riesgo puede desarrollar complicaciones graves del pie en relativamente poco tiempo, en ausencia de un buen control glicémico y de los auto-cuidados habituales del pie, lo que en caso de hacerse puede facilitar la pronta identificación de los cambios en el pie. La diabetes puede llevar a que el pie se haga propenso a tener complicaciones y a riesgo de ulceraciones como resultado de la neuropatía periférica (daño del nervio) y los problemas circulatorios.
Las complicaciones del pie tienen un impacto significativo en los sistemas sanitarios de todo el mundo y son responsables de más días de ocupación de camas de hospital que todas las demás complicaciones diabéticas puestas juntas. Las úlceras de pie y las amputaciones constituyen un problema importante; un 12% de la gente con diabetes que ha tenido y se ha curado de una ulcera de pie experimentará una amputación en un periodo de cinco años.

No hay comentarios: