martes, 30 de noviembre de 2010

Terapia avanzada de ácido hialurónico para pacientes europeos con cirugía artroscópica de articulación

Los pacientes europeos que se han sometido a cirugía de articulación artroscópica y han experimentado dolor después de la operación pueden, desde hoy, beneficiarse de un tratamiento inyectable único con suplementos o sustitución del ácido hialurónico natural del organismo, la sustancia que lubrica y amortigua las articulaciones.

DUROLANE(R), de Smith & Nephew, cuenta con los derechos para llevar la Marca CE para las indicaciones ampliadas, y ya está disponible para su uso en pacientes sometidos a cirugía de articulaciones artroscópicas en presencia de osteoartritis o siguiendo una reparación general artroscópica quirúrgica de las articulaciones. La nueva licencia permite que DUROLANE se utilice en cualquier punto hasta tres meses después de un procedimiento de artroscopia. Anteriormente, el tratamiento solo estaba disponible para pacientes tratados de osteoartritis (OA) de cadera o rodilla entre leve y moderada. La ampliación de la licencia permite también el uso del producto en pacientes OA que experimentan dolor de todos los tamaños de articulaciones sinoviales, como dedos, tobillos y rodillas.
"Los pacientes pueden experimentar dolor severo y debilitador por muchas razones tras los procedimientos artroscópicos, que, de forma histórica, se han tratado con varios grados de éxito con anestesias locales y otros tratamientos", afirmó Richard Villar, cirujanos ortopédico consultor y cofundador de la International Society for Hip Arthroscopy.
"El reconocimiento de hoy de que la sustitución de ácido hialurónico cuenta con un papel destacado para desempeñar en la administración del dolor artroscópico, además de su amplio uso en el tratamiento de la osteoartritis, es una buena noticia para los pacientes que son propensos a volver a un estilo de vida normal tras este procedimiento", añadió.
DUROLANE, que se administra como una sola inyección, se desarrolló por medio de Q-Med AB en Suecia, y se comercializa por medio de Smith & Nephew, utilizando una tecnología única, segura y eficaz denominada NASHA(TM) para estabilizar el ácido hialurónico. Se inyecta de forma directa en las articulaciones a fin de restaurar la lubricación y su amortiguación, ayudando al paciente a conseguir la función de la articulación y reducir el dolor normalmente asociado a la recuperación después de las operaciones. El cuerpo trata a DUROLANE de forma similar a su propio ácido hialurónico, y se asocia con un largo historial de uso seguro, comercializado dentro de la Unión Europea desde el año 2001.
La tecnología única NASHA permite a DUROLANE resistir las roturas en el organismo, proporcionando un efecto duradero dentro de una sola inyección. En contraste, otras formulaciones de ácido hialurónico necesitan múltiples inyecciones.
"En Smith & Nephew nuestro objetivo es ayudar a las vidas de las personas por medio de la reparación y cicatrización del cuerpo humano, motivo por el que investigamos en llevar este producto a aplicaciones más amplias", comentó John Everett, vicepresidente de operaciones comerciales internacionales de Smith & Nephew.
"DUROLANE ya ha demostrado ser seguro y eficaz en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla y cadera, y esta ampliación de licencia supone un desarrollo considerable en las opciones de tratamiento para los profesionales médicos y su ayuda a que los pacientes recuperen sus vidas", concluyó