martes, 30 de noviembre de 2010

Los problemas para las farmacéuticas no han terminado, más reestructuraciones a la vista


Las compañías farmacéuticas multinacionales han recortado decenas de miles de puestos de trabajo antes de la llegada de los vencimientos de patentes en sus productos más vendidos, y el `dolor´ no ha terminado todavía. Divisiones de estas compañías, desde ventas, investigación o producción, todavía son vistas como vulnerables a más recortes adicionales. Los recortes en marketing probablemente se seguirán llevando la mayor parte.
`Vamos a ver aún más reestructuraciones a medida que nos acerquemos a este `precipicio de patentes´ en los departamentos de ventas, servicios generales y administración, que, se llevarán los golpes más duros, también habrá recortes en fabricación y en I+D´, dijo el analista de Morningstar, Damian Conover. Se estima que habrá recortes adicionales de hasta un 2% del total de las plantillas de las empresas farmacéuticas. Las grandes divisiones de vendedores como la de Pfizer con Lipitor, el fármaco para el colesterol, son los objetivos más evidentes de los recortes de empleo.
Según una encuesta realizada por la consultora Challenger, Gray & Christmas, más de 45.000 empleos han sido recortados en EE.UU por las farmacéuticas hasta Octubre, sólo superados por las agencias gubernamentales y las organizaciones sin ánimo de lucro.
Recientemente, Roche, anunció planes para recortar 4.800 empleos, lo que significa un 8% de su plantilla, en los próximos dos años. Novartis dijo que buscaba recortes adicionales en los costos de fabricación, marketing y contratación, pero rechazó que estuviese preparando despidos masivos para conseguirlo.
Esta ola de reestructuraciones refleja la falta de nuevos medicamentos importantes que compensen la inminente competencia de los genéricos en estos fármacos que suponen miles de millones de dólares para sus empresas, como Plavix para Sanofi-BMS, su antiagregante o Singulair de Merck para el asma.
Si bien la preocupación por este `precipicio de patentes´ ha afectado a la industria desde hace varios años, en algunos casos, últimamente la entrada de versiones genéricas de los medicamentos de marca han copado el mercado más rápidamente de lo que Wall Street había previsto. La entrada de genéricos puede hacer perder rápidamente al menos el 80% de las ventas en EE.UU., pero puede incluso llegar al 90% si varias marcas genéricas están disponibles al mismo tiempo.
En su último trimestre, Pfizer, AstraZeneca, Eli Lilly, GlaxoSmithKline y Roche informaron de que las ventas se vieron afectadas por la entrada al mercado de genéricos y sus acciones cayeron.