lunes, 29 de noviembre de 2010

Identifican un mecanismo cromosómico que evitaría la degeneración física por la edad

Las estrategias que ayudan a mantener con buena salud los finales protectores de los cromosomas podrían detener, y quizás incluso revertir, la degeneración de tejidos asociada a la edad, según un estudio del Instituto del Cáncer Dana-Farber en Boston (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista 'Nature'.
Con el paso del tiempo y la división celular, las puntas protectoras de los cromosomas, denominadas telomeros, gradualmente se desgastan. Los ratones que carecen de la enzima telomerasa que produce los telomeros experimentan una atrofia progresiva de los tejidos, la pérdida de células madre, el fallo orgánico y un deterioro en la cicatrización.
Sin embargo, los autores muestran que la reactivación de la enzima ayuda a restablecer los telómeros, activa a las células en letargo para que comiencen a dividirse y revierte la degeneración de los tejidos en muchos órganos diferentes incluyendo testículos, bazo e intestino.
Los resultados muestran que además la reactivación de la telomerasa también revierte la neurodegeneración, desencadenando la proliferación de progenitores neurales, la generación de nuevas neuronas y un mejor sentido del olfato.
El estudio, dirigido por Ronald DePinho, indica que dadas las señales correctas, los órganos que están envejeciendo podrían ser capaces de 'dar macha atrás al reloj' y revertir la atrofia asociada a la edad. Pero los autores advierten que aunque no se observaron tumores en los ratones estudiados, la reactivación o aplicaciones prolongadas de la telomerasa a edad avanzada podrían provocar la formación del cánceres.

No hay comentarios: