martes, 30 de noviembre de 2010

Hasta un 50% de los pacientes puede presentar desnutrición en el momento del ingreso hospitalario

La desnutrición está presente en más del 30% de los enfermos en el momento del ingreso, una cifra que puede elevarse al 50% dependiendo del tipo de patología que padezcan y de los métodos utilizados para diagnosticar dicha desnutrición. Los datos existentes en nuestro país son similares a los recogidos en la literatura a nivel internacional. La detección precoz de la desnutrición hospitalaria y la aplicación igualmente precoz del soporte nutricional adecuado, son fundamentales para mejorar el pronóstico de estos enfermos y su calidad de vida
Con el objetivo de ampliar la formación en esta área de los médicos residentes de la especialidad, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición ha celebrado estos días, en Ciudad Real, el XVI Curso Postgrado de Actualización en Nutrición Clínica y Dietética. "El área de nutrición es relativamente nueva dentro del ámbito hospitalario, motivo por el cual, muchos servicios de Endocrinología y Nutrición no están aún dotados con suficientes medios y personal", explica la doctora Pilar Gómez Enterria, coordinadora del Comité Gestor del Área de Nutrición de la SEEN y coordinadora del curso junto al doctor Miguel Aguirre Sánchez-Covisa, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital General de Ciudad Real.
Durante el curso, se han actualizado los conocimientos en las diferentes técnicas de valoración nutricional, de composición corporal y de los distintos tipos de soporte nutricional que, dependiendo de la situación clínica, están indicados en cada enfermo. En la mayoría de los casos, la indicación de la dieta más adecuada puede ser suficiente para revertir los efectos de la desnutrición, sin tener que recurrir a técnicas especiales de nutrición artificial. De ahí la importancia de los talleres de Dietética y Dietoterapia que han constituido la casi totalidad de la temática del primer día del curso
Durante el curso también se han ampliado los conocimientos en el llamado soporte nutricional especializado, que comprende la nutrición enteral (oral o por sonda) y la nutrición parenteral, que es la que se administra a través de una vena. Así como a manejar el material necesario para la aplicación de estas técnicas. Cuando lo único que precisa el enfermo es mejorar su estado de nutrición, las técnicas actuales permiten continuar el tratamiento nutricional en su domicilio, con las mismas garantías de eficacia y seguridad que en el medio hospitalario
Según explica Gómez Enterria, "mantener el mejor estado nutricional posible disminuye el número y tipo de complicaciones y, sobre todo en el caso de los enfermos oncológicos, contribuye a la mejor tolerancia al tratamiento quimio o radioterápico ya que una desnutrición obliga en ocasiones a disminuir la dosis prescrita o incluso suspenderlo con la consiguiente repercusión desfavorable en la evolución de la enfermedad".

-Informatizar la nutrición clínica
Durante el curso, se ha mostrado también a los alumnos el funcionamiento de los nuevos programas informáticos, a través de los cuales se puede realizar una valoración más precisa del estado nutricional del paciente, elaborar dietas y calibrarlas, etc
"Son muchas las ventajas que ofrece este tipo de software, pero una de las más destacadas es el ahorro de tiempo que supone informatizar, por ejemplo, la petición de las bolsas de nutrición parenteral a la farmacia hospitalaria", asegura la doctora.

-Mayor y mejor formación para el MIR
El 78% de las unidades hospitalarias de Nutrición en España están a cargo de la especialidad de Endocrinología y Nutrición, y de ahí la necesidad de contribuir a la formación continuada de los distintos profesionales que trabajan en este campo. El programa de formación de los residentes de Endocrinología y Nutrición es el único que incluye la rotación obligatoria por Unidades de Nutrición, durante un periodo mínimo de 6 meses
"Se ha mejorado mucho en los últimos años en la formación de los profesionales en el área de la nutrición", asegura el doctor Miguel Aguirre. No obstante, aún quedan áreas como dietética donde, según este experto, es necesario incidir. "El nivel de los profesionales españoles es, en general, bueno; aunque conviene destacar que es necesario actualizar conocimientos pues la nutrición avanza cada día aportando nuevas técnicas y nuevos hallazgos con los que mejorar la situación clínica del paciente hospitalizado".
Por último, la doctora Gómez Enterria ha querido destacar la buena aceptación que ha tenido el curso, eminentemente práctico, entre los residentes. "Este curso se celebra cada año en una Comunidad Autónoma diferente con el objetivo de hacer partícipes a los integrantes de los distintos Servicios de Endocrinología y Nutrición del país".