martes, 30 de noviembre de 2010

FACUA denuncia a la emrpresa que comercializa "Magnetika" como receta milagrosa

Las recetas milagrosas no existen y las curas para enfermedades que llevan años y años de investigación tampoco. FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a una empresa, denominada Magnetika, que promete curar el sida, el cáncer y una larga lista de enfermedades con un método milagroso basado en el magnetismo.
Mediante un lenguaje seudocientífico, se atreven a sugerir que no se sigan tratamientos médicos para tratarlas. Así, al hablar del cáncer, por ejemplo, Magnetika alerta de las «graves repercusiones», «mutaciones genéticas» y «efectos seundarios» que según asegura pueden provocar la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.
En su web terapiamagnetica.com , la empresa asegura que sus productos «han podido curar y sanar a pacientes con patologías complejas y de difícil curación como niveles altos de colesterol, hipertensión arterial, sida y algunos casos de cáncer terminal entre otros». Vende sus productos en México, EE.UU. y España a través de una estructura piramidal con una red de distribuidores y subdistribuidores.
Los productos que vende están dotados, según aseguran ellos mismos en su página web, del «poder de la Terapia Magnética y el Bio Magnetismo Médico». Recetan pastillas, colchones, fajas para adelgazar y ropa interior que asegura acabar con la impotencia.
Una de las cosas que más llama la atención es su forma de informar sobre «la cura del sida». En su página web dicen: «por efecto de la inducción magnética especifica se anulan sus potenciales respectivos, y en ese momento los virus pierden su información genética y las bacterias su capacidad patógena. Este fenómeno nos permite identificar a los síndromes en sus componentes etiológicos ya sean virales bacterianos, micóticos, parasitarios, disfuncionales, tóxicos o genéticos; y en su mayoría curarlos en una o dos sesiones de 1.20 min. cada una».
FACUA ha denunciado el fraude de Magnetika ante el Instituto Nacional del Consumo (INC) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) del Ministerio de Sanidad, Política Social y Igualdad y ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) del Gobierno Federal de México. Alerta de los graves riesgos que puede suponer para la salud la utilización de este tipo de tratamientos al sugerir que son sustitutos, más eficaces, de los tratamientos médicos.

**Publicado en "Vocento"