lunes, 29 de noviembre de 2010

El riesgo de retirar los combos antisida del Sistema de Salud

La crisis económica no entiende de prioridades. Si hay que reducir gasto se hace incluso a costa de la salud de los pacientes. Ahora parece que le toca el turno a los enfermos con VIH. Según advierten desde Seisida, algunas comunidades autónomas como Andalucía o algunos hospitales de Madrid se están planteando retirar los 'combos' de antirretrovirales -pastillas que engloban tres fármacos en una- por sus compuestos individuales. Una medida que supondría un revés a los avances logrados en esta terapia.
"Aunque puede parecer lo mismo (administrar todo en una pastilla o por separado) no lo es porque está demostrado que a mayor número de pastillas, menor cumplimentación del tratamiento y, por tanto, peores resultados. Pese a que esta medida aún no se aplica sí que está sobrevolando las cabezas de algunos gestores sanitarios y, por eso, advertimos de que es una mala idea y que, a la larga, saldría más caro, porque los pacientes tendrían más complicaciones", explica a ELMUNDO.es Juan Carlos Bernaldo de Quirós, miembro de la Junta Directiva de Seisida.
El tratamiento antirretroviral ha demostrado ser eficaz para controlar la infección por VIH. Pero para que sea lo más eficaz posible es esencial que se siga la terapia a rajatabla. Las combinaciones fijas o 'combos' facilitan la adherencia porque el paciente sólo tiene que acordarse de tomar una pastilla diaria. Si se vuelve a aumentar el número de pastillas surge el riesgo de que se incumpla el tratamiento y aparezcan resistencias.
Asimismo, el hecho de que algunas CCAA hayan anunciado su intención de cambiar el régimen de antirretrovirales "podría suponer una ruptura en la igualdad que a la hora de administrar este tratamiento ha existido siempre en el Sistema Nacional de Salud", asegura Bernaldo de Quirós.
"No es una denuncia, sino una llamada de atención. Queremos que todas las partes implicadas, tanto la industria farmacéutica como los sanitarios, comprendan que esta medida, en vez de abaratar costes, los aumentará a largo plazo", concluye.

**Publicado en "El Mundo"

No hay comentarios: