lunes, 29 de noviembre de 2010

El médico rural ya tiene su propio museo


La sede del Colegio de Médicos de Cantabria ha abierto una exposición permanente con la que se rinde homenaje a la “dimensión humana” y el “compromiso personal” de la figura del médico rural.
El presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Pablo Corral, y el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria SEMERGEN, Julio Zarco, inauguraron el museo junto al coordinador del mismo, José Hernández Úrculo, ante un numeroso público que asistió al acto, e instaron a los restantes colegios de médicos de España que sigan por el camino de esta iniciativa.
Pablo Corral, durante su intervención, recordó la implicación de la institución médica cántabra con los profesionales de la región y recalcó que la inauguración de un espacio cultural con el que ahora cuenta el Colegio de Médicos de Cantabria sirve para no olvidar “a nuestros antepasados, ni los tiempos pasados”.
Por su parte Julio Zarco agradeció la puesta en marcha de esta iniciativa “gracias al esfuerzo del Colegio de Médicos de Cantabria y al doctor Hernández Úrculo, como inspirador de la exposición permanente”.
Asimismo, recordó que esta exposición tuvo su antecedente en el Congreso de Semergen en Sevilla (que posteriormente se llevó a la Real Academia de Medicina de Madrid) en donde se solicitó al doctor Hernández Úrculo que se encargara de “enseñar” lo que ha sido la trayectoria de los profesionales sanitarios a lo largo de los siglos, “hasta llegar a lo que actualmente tenemos ante nosotros”. Para Zarco esta muestra tiene mucha importancia porque los instrumentos y libros que se exponen “son donaciones de los colegiados, de nuestros antecesores, que también han sido médicos” y recalcó que muchos de los instrumentales y objetos con los que cuenta son de los médicos cántabros.
Bajo el lema 'Del real de vellón a la peseta', la muestra abarca desde el siglo XIX a la primera parte del XX, y exhibe más de 300 objetos como instrumental médico, libros o documentación, donados por médicos o familiares suyos. Aunque la exposición tiene carácter nacional, el 40% de los fondos proceden de médicos cántabros, tras un esfuerzo “muy importante” de recopilación de fondos.
Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria SEMERGEN, Julio Zarco, señaló que en la profesión “también” es importante la dimensión humana del médico, que tiene un “compromiso personal”.
El coordinador de la exposición, José Hernández Úrculo, miembro de la Junta Directiva del Colegio y presidente del Instituto de Bioética y Humanidades, apuntó que esta muestra podría ser el “primer paso” hacia el proyecto de un Museo de la Medicina en Cantabria.
Asimismo, manifestó que “por tanto la historia y los hechos ocurridos a lo largo, no solo de la historia de nuestra sociedad científica, sino en la historia del ejercicio del médico rural desde los más lejanos tiempos, han quedado reflejados, unas veces en documentos de diversos tipos y clases, como documentos de archivos, pasando por recetas, prontuarios, informes sanitarios, comentarios en la prensa de la época, fotografías..... Otras veces en objetos de uso propiamente clínico como maletines, instrumental quirúrgico para cirugía menor, instrumental de exploración, utensilios de despacho médico, que han sido a lo largo de la historia de nuestra abnegada y dura profesión, testigos de nuestra labor profesional”.
Igualmente, la Fundación Semergen a través del Instituto de Bioética y Humanidades Médicas (IBH), el único instituto promovido por médicos de Atención Primaria, que trata de desarrollar aquellas facetas humanísticas del ejercicio profesional, ayudando a este colectivo a conocerlas, comprenderlas y potenciarlas, teniendo en cuenta sus valores éticos y profesionales en beneficio no sólo del propio médico, sino también, de la sociedad global creando el concepto de salud ético-humanística-social. Entre las múltiples actividades del IBH, está esta de la organización de una Exposición Permanente del Médico Rural, para cuya instalación, SEMERGEN ha contado con la inestimable y generosa colaboración del Colegio de Médicos de Cantabria, que ha prestado altruistamente sus instalaciones para dicho evento, “por lo que queremos hacer patente públicamente nuestro agradecimiento”, recalcó Úrculo.
El ejercicio profesional del médico rural (“profesional del arte de curar” como se decía entonces), ha estado siempre ligado y sometido a lo largo de la historia a toda serie de vicisitudes, no siempre halagüeñas ni positivas, más bien ha estado jalonada de dificultades, ya por el ancestral aislamiento tanto en su tarea propiamente profesional, como formativa, ya por la incomprensión de las autoridades sanitarias.
Según han destacado desde esta institución colegial, “la exposición quiere ser un homenaje merecido al médico rural, y la realización de esta muestra estimamos que es una excelente forma de hacerlo”.


**Publicado en "Médicos y pacientes"

No hay comentarios: