lunes, 29 de noviembre de 2010

El descenso del precio en 2011 permitirá inmunizar a más niños de países pobres frente a cinco enfermedades

El descenso del 30 por ciento en el precio de una vacuna que protege frente a cinco enfermedades, difteria, tétanos, tosferina, infecciones causadas por 'Haemophilus influenzae' tipo b (Hib) y hepatitis B, que se espera se produzca en 2011, permitirá inmunizar a más niños de países pobres. Lo ha anunciado la Alianza Global de Vacunas e Inmunización (GAVI). Según explican desde la GAVI, la bajada del precio de esta vacuna se producirá gracias al incremento de su demanda y al reducido precio que pide por este producto empresas emergentes del mercado de vacunas. Así, el precio medio de este fármaco podría caer de los 2,97 dólares actuales hasta los 2,58 dólares el año próximo, lo que supone un descenso del 30 por ciento en relación con el precio que ha tenido los últimos siete años.
Esta vacuna pentavalente se administra de forma rutinaria a los niños en los países desarrollados, pero su precio ha mantenido este producto fuera del alcance de algunos países con menos recursos, donde es más necesaria, pues el acceso a los servicios de salud es más difícil y las madres tienen más complicado vacunar a sus hijos. Según el jefe ejecutivo interino de GAVI Helen Evans, coordinando la importante demanda en los países en desarrollo y asegurando la disponibilidad de fondos a largo plazo, estas vacunas están comenzando a ser más asequibles. Así, más niños podrán ser protegidos contra estas enfermedades mortales. En 2004, sólo unos cuantos países en desarrollo podrían permitirse utilizar esta vacuna pentavalente. Sin embargo, más del 80 por ciento de ellos la utilizan ahora que es más barata.
Según GAVI, su compromiso de financiar la vacuna para los países más pobres ha llevado a nuevos productores al mercado, generando una competencia que ha bajado el precio de este medicamento. En 2011, estarán disponibles cinco versiones de esta vacuna, la mayoría de ellas fabricadas por empresas de mercados emergentes, han apuntado desde GAVI, que ha rechazado precisar el nombre de las últimas empresas que ese han unido a este grupo. No obstante, incluso con esta bajada de precios, se necesitarán aún 3.700 millones de dólares en los próximos cinco años para poder seguir facilitando la vacuna pentavalente a los países más pobres, así como nuevas vacunas contra la neumonía y las diarreas, las dos enfermedades de las que más niños mueren en el mundo.GAVI, que cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial, Unicef y de la Fundación Bill y Melinda Gates, dice que, desde su lanzamiento en el año 2000, unos 288 millones de niños más han sido inmunizados y se han evitado más de cinco millones de muertes prematuras. El grupo estima que el programa totalmente financiado podría prevenir 3,9 millones de muertes para 2015.