lunes, 29 de noviembre de 2010

El control metabólico, clave para frenar las complicaciones oculares que pueden provocar ceguera en pacientes con diabetes

"En la actualidad existen importantes estudios que han confirmado que el grado de control metabólico y de factores de riesgo como la hipertensión arterial son claves en el control de las complicaciones oculares de la diabetes", explica la doctora Mª Isabel López Gálvez, responsable de la Unidad de Diabetes Ocular y Telemedicina del Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) de Valladolid, en el marco de las Jornadas para Médicos de Atención Primaria sobre Diabetes Ocular, recientemente celebradas en la capital castellanoleonesa por el IOBA, con la colaboración de Lilly.
Por esta razón, "es fundamental valorar el tipo de complicación ocular y sus posibles tratamientos, así como establecer unos buenos protocolos de seguimiento entre los especialistas en Oftalmología y los médicos de Atención Primaria, ya que estos últimos son una pieza clave en el control de enfermedades crónicas como la diabetes y todas las complicaciones que conlleva", añade la Dra. López.
En la misma reunión, que congregó a destacados profesionales de Atención Primaria de todo el país, los especialistas en oftalmología trataron de poner de relieve las principales complicaciones oculares más frecuentes en los pacientes con diabetes, tales como retinopatía diabética, edema macular o cataratas. Además, los profesionales sanitarios han debatido sobre los beneficios de la cirugía refractiva y la teleoftalmología aplicada a la diabetes.
En palabras del director del IOBA, José Carlos Pastor, "a la hora de hablar de diabetes, debemos ser conscientes de que las cifras de afectados manejadas por la OMS se acercan a los 3.500.000 ciudadanos para 2020. Y no debemos olvidar que cuatro de cada diez de estos pacientes desarrollan retinopatía diabética que, en las formas más graves, pueden degenerar en ceguera".
La retinopatía diabética, causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, es una complicación ocular asociada a un mal control de la diabetes y a años de evolución de la enfermedad. "Muchas personas con diabetes no entienden completamente su enfermedad y, menos aún, las complicaciones oculares y los beneficios que se conseguirían con un tratamiento adecuado. Por esta razón, la labor de los médicos de Atención Primaria es fundamental para garantizar las revisiones periódicas del fondo de ojo a todos los afectados por esta patología", concreta el Dr. Pastor.
En esta línea, la Dra. Carmen Valverde, del Hospital Clínico Universitario, reconoce que la colaboración y la derivación de pacientes entre ambos profesionales es clave: "aunque muchos de los procedimientos en oftalmología no son curativos, sí ayudan a impedir la progresión de la lesión. Entre las campañas de prevención y el tratamiento precoz pueden disminuir la tasa de ceguera por retinopatía diabética en más del 70% de los casos".
El encuentro de Valladolid también ha servido a los especialistas para poner de relieve el edema macular como una de las principales causas de pérdida de visión en las personas con diabetes tipo 2 ya que, solo en España, 140.000 pacientes presentan edema macular diabético, según datos de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV). "Estamos ante un problema terapéutico muy importante, puesto que el láser, que es la primera opción de tratamiento, no es eficaz en todos los casos. Aún así, existen nuevas terapias en fase de investigación que resultan muy esperanzadoras", comenta la Dra. López.
El edema macular, provocado por la acumulación de sangre u otros fluidos en la mácula, afecta a la visión nítida y a la visión central, que permiten distinguir los detalles y realizar actividades de la vida cotidiana tales como leer, escribir o conducir. "Por esta razón, en la actualidad, todas las investigaciones que se están llevando a cabo en el tratamiento del edema macular diabético pretenden ir más allá del mantenimiento de los restos de visión, que es el objetivo de los actuales tratamientos, y buscan restaurarla para mejorar, en definitiva, la calidad de vida de los pacientes que presentan esta complicación de la diabetes", detalla la Dra. López.

-Avanzar en la teleoftalmología para mejorar el seguimiento del paciente
A lo largo de las jornadas, los asistentes también pudieron conocer las principales ventajas de la teleoftamología, un sistema de consulta vía internet entre médicos de Atención Primaria y los especialistas de Oftalmología para el diagnóstico de patologías en la retina, en enfermedades como la diabetes.
"La aplicación de tecnologías de las telecomunicaciones a través de este sistema resulta particularmente útil, sobre todo, en aquellas enfermedades en las que el diagnóstico por imagen es fundamental como la oftalmología y en el campo concreto de la diabetes, ayuda a disminuir los casos de ceguera por esta causa", explica la Dra. López. Al tratarse de un sistema a distancia, la teleoftalmología aporta más comodidad en el seguimiento de las personas con diabetes, al tiempo que ayuda a reducir el plazo de diagnóstico ante cualquier complicación ocular del paciente.
El Instituto de Oftalmobiología Aplicada se ha centrado en el desarrollo de sistemas automáticos de detección de lesiones de retinopatía diabética y la investigación clínica independiente sobre tratamiento del edema macular. La Unidad de Diabetes Ocular y Telemedicina del IOBA diseña programas de investigación, docencia y asistencia en el abordaje de las complicaciones oculares y en la prevención de la ceguera relacionadas con la diabetes. "El proyecto más ambicioso que estamos llevando a cabo es el diseño de un software capaz de diagnosticar automáticamente la severidad de la retinopatía diabética o del edema macular y contribuir a disminuir la ceguera", puntualiza la Dra. López.