lunes, 23 de agosto de 2010

Una nueva terapia protege a monos de los virus de Ebola y Marburg


El Instituto de Investigación Médica del Ejército de Estados Unidos (USAMRIID, por sus siglas en inglés), junto a la compañía biotecnológica AVI BioPharma, ha descubierto un tratamiento dirigido a genes virales específicos que protege a monos de los virus Ébola y Marburg, una protección que se mantiene incluso al administrarse una hora después de la exposición al virus, lo que sugiere que esta aproximación podría ser útil también para tratar las infecciones accidentales que dan en laboratorios y hospitales.
Los virus Ébola y Marburg causan fiebre hemorrágica, con tasas de mortalidad en humanos de cerca del 90 por ciento. Estos virus preocupan también a las autoridades sanitarias internacionales por ser considerados como agentes biológicos potencialmente utilizables como amenaza terrorista. En la actualidad, no hay vacunas ni terapias disponibles.
Los autores de esta investigación, publicada este viernes en la edición 'on line' de 'Nature Medicine', han trabajado con un tipo de compuestos conocidos como oligómeros fosforodiamidatos morfolinos (PMOs, por sus siglas en inglés), probándolos primero en ratones y cobayas con Ébola.
Así descubrieron la terapia conocida como AVI-6002, que demostró una tasa de supervivencia mejor que el 90 por ciento en animales tratados antes o después de la exposición al virus.
Animados por estos resultados, el equipo realizó nuevos estudios en los que nueve monos rhesus infectados con el letal virus del Ébola. El tratamiento fue iniciado entre 30 y 60 minutos después de la exposición al virus. En estos ensayos, cinco de ocho monos sobrevivieron. El otro animal no recibió tratamiento.
Posteriores experimentos, que incluyeron la evaluación de múltiples dosis, también dieron prometedores resultados, en los que tres de cinco monos sobrevivieron en cada uno de los grupos tratados con AVI-6002 cuando recibieron una dosis de 40 miligramos por kilo de peso corporal.


-PREVIENE LA REPLICACIÓN DEL VIRUS
Según el primer autor de este estudio, Travis K. Warren, del USAMRIID, estos fármacos son útiles para luchar contra las enfermedades virales porque están diseñados para entrar en las células y eliminar los virus, previniendo su replicación. En concreto, estos fármacos actúan bloqueando las secuencias genéticas virales más importantes, básicamente dando al anfitrión infectado tiempo suficiente para conseguir una respuesta inmune y eliminar el virus.
Después, los investigadores del USAMRIID se centraron en estudiar el virus de Marburg, de nuevo analizando varios compuestos en ratones y cobayas para seleccionar una sustancia candidata para realizar más ensayos después.
Se fijaron en AVI-6003, un compuesto sistemáticamente protegió con alto grado de eficacia (mayor del 90% de supervivencia) a los animales de ambos modelos.
Para comprobar la eficacia de AVI-6003 contra el virus de Marburg, los investigadores realizaron dos estudios piloto en monos de cynomolgus. Como en los trabajos realizados con el Ébola, los tratamientos se iniciaron entre 30 y 60 minutos después de la infección. Los 13 animales que recibieron AVI-6003 sobrevivieron.
Investigaciones adicionales proporcionaron importante información sobre el rango de dosis terapéuticas óptimo, con una dosis de 40 miligramos por kilo de peso corporal se logró una protección del 100 por cien de los monos tras su exposición al virus.
Según el coronel John P. Skvorak, de la USAMRIID, "este informe del éxito que supone el tratamiento post-exposición de la fiebre hemorrágica por filovirus habla por sí mismo". No obstante, apunta, será necesario realizar más investigaciones sobre la posibles aplicación terapéutica del compuesto.