domingo, 29 de agosto de 2010

Más riesgo en desarrollar diabetes tipo 2 en las madres que no dan el peco a sus bebés


Las madres que no amamantan a sus hijos presentan tasas significativamente más altas de diabetes tipo 2 a lo largo de su vida que las madres que si dieron el pecho, según un estudio de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) cuyos resultados se publican en la edición de septiembre del 'American Journal of Medicine'.
"Hemos visto aumentos dramáticos en la prevalencia de la diabetes tipo 2 en el último siglo", asegura Eleanor Bimla Schwarz, autora de dicha investigación, que está convencida de que "además de la influencia ya conocida de la dieta y el ejercicio", la lactancia materna también reduce el riesgo de las mujeres de desarrollar esta enfermedad "al disminuir la grasa del vientre materno".
El presente estudio incluyó a 2.233 mujeres de entre 40 y 78 años, de quienes el 56 por ciento aseguró que habían amamantado a sus bebés durante al menos un mes. El 27 por ciento del resto de mujeres, que no amamantaron a sus hijos, desarrollaron diabetes 2, con casi el doble de probabilidades de tener la enfermedad que las mujeres que si lo hicieron o no tuvieron hijos.
Por el contrario, las madres que amamantaron a todos sus hijos no tenían más probabilidades de desarrollar diabetes que las mujeres que nunca dieron a luz. Además, los investigadores no encontraron diferencias en función de la edad, la raza, la actividad física y el consumo de tabaco o alcohol.

"Nuestro estudio proporciona otra buena razón para alentar a las mujeres a amamantar a sus ebés, al menos durante el primer mes de vida", reconoce Schwarz, que propone también a los médicos que adviertan del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 si no lo hacen.