lunes, 30 de agosto de 2010

Los últimos análisis en hipertensión demuestran diferencias entre los antihipertensivos


Según los resultados de los últimos análisis en los que se han visto implicados más de 200.000 pacientes que participaron en unos ensayos clínicos realizados recientemente, los tratamientos antihipertensivos con los inhibidores del sistema de renina-angiotensina ( IECAs) difieren de forma considerable en su capacidad para salvar la vida [1]. Estos nuevos análisis, presentados hoy en el congreso de la European Society of Cardiology (ESC), han revelado que los pacientes que han recibido tratamiento, incluyendo la inhibición de la ECA con perindopril, mejoraron de forma considerable su esperanza de vida.

"El objetivo del tratamiento antihipertensivo no sólo se basa en reducir la presión arterial y los eventos cardiovasculares, sino también en reducir los fallecimientos", indicó el coinvestigador del ensayo, el profesor Michel Bertrand [1]. "Los beneficios de la inhibición ECA para la reducción de la morbilidad cardiovascular como en eventos o en infartos de miocardio (para inhibidores ECA) está correctamente establecida. A pesar de ello, el impacto en la mortalidad es menos conocido".

El análisis revisó 21 ensayos internacionales de morbilidad-mortalidad* realizados en la última década e incluyendo principalmente a pacientes hipertensos (por ejemplo, más de los 2/3 de la población aleatoria en cada uno de los ensayos y excluyendo estudios sobre fallos cardíacos). Sólo tres estrategias de tratamiento evaluadas en tres ensayos (ASCOT-BPLA, ADVANCE y HYVET) demostraron reducciones importantes en el fallecimiento por cualquier causa. En cada uno de estos tres destacados ensayos, el brazo activo de tratamiento estaba basado en perindopril solo o en combinación, es por tanto el antihipertensivo que más datos aporta sobre de la mortalidad. Ninguno de los 18 ensayos restantes demostró una reducción insignificativa de la mortalidad, independientemente del tratamiento analizado.

Combinando los resultados de ASCOT, ADVANCE y HYVET se ha llegado a una reducción significativa de un 13% de todas las causas de mortalidad (p< p="0.472),">
"Al tiempo que esta diferencia en todas las causas de mortalidad no se explica según el nivel de riesgo de los pacientes, por su edad o por su presión sanguínea, o por la duración de los estudios, nuestra hipótesis es que está relacionada con el efecto específico de los tratamientos activos utilizados en estos ensayos", destacó el profesor Michel Bertrand. "Perindopril fue el único agente utilizado en los tres ensayos, siendo utilizado el diurético indapamida dos veces, en ADVANCE y en HYVET, y el calcio-antagonista amlodipino en uno, ASCOT.

"Es importante que el efecto de los antihipertensivos específicos para la reducción de la mortalidad se tengan en cuenta cuando se considere el tratamiento en pacientes con hipertensión, sobre todo los de alto riesgo".