martes, 31 de agosto de 2010

Las verduras de hoja verde pueden prevenir la diabetes


Una mayor ingesta de verduras de hoja verde, como la lechuga o las espinacas, podrían reducir significativamente el riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2, según ha determinado una investigación de la Universidad de Leicester, en Reino Unido y publicada en la edición "on line" del British Medical Journal. Actualmente, es conocido que una dieta rica en fruta y verdura ayuda a reducir el riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas, pero la relación con la diabetes no estaba todavía muy clara. Por ello, la directora del estudio, Patrice Carter, ha afirmado que es necesario realizar más investigaciones sobre el potencial beneficio que aportan este tipo de vegetales.

Los investigadores se han remitido a un estudio anterior que señalaba, en 2002, que el 86 por ciento de los adultos de Reino Unido consumían menos de las cinco raciones diarias recomendadas y el 62 por ciento menos de tres. El equipo de Carter ha revisado seis estudios, en los que participaron cerca de 220.000 personas, centrados en la relación del consumo de frutas y verduras y la diabetes tipo 2. Los resultados han revelado que comer una ración y media extra de estas verduras al día puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en un 14 por ciento. Sin embargo, comer más frutas y verduras no afecta a este riesgo de una manera significativa. Tan solo un pequeño número de estudios se han incluidos en este análisis por lo que el beneficio de las frutas y verduras en conjunto pueden hacer quedado oscurecidos.

La investigación concluye que las frutas y verduras pueden prevenir enfermedades crónicas debido a su contenido en antioxidantes y, además, los vegetales de hoja verde tienen un alto contenido en magnesio, lo que contribuye a la reducción de la diabetes tipo 2. En un artículo que acompaña al estudio, el profesor Jim Mann de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda, se muestra precavido ante el estudio y recuerda que "incrementar la ingesta de frutas y verduras no debe considerarse una receta mágica", aunque sí aconseja que las verduras de hoja verde sean una de las cinco raciones de fruta y verduras del día. El experto afirma que dado el limitado número de estudios, "sería demasiado pronto relacionar una reducción del riesgo, aunque sea pequeña, con el consumo de verduras, así como demasiado pronto para una conclusión acerca de las verduras de hoja verde".