viernes, 20 de agosto de 2010

Las aguas de baño de las playas andaluzas presentan unas adecuadas condiciones sanitarias


Las aguas de baño de las playas andaluzas presentan unas adecuadas condiciones sanitarias, según se recoge en el informe de la Consejería de Salud correspondiente a la primera quincena de agosto. Este estudio se basa en los análisis realizados en las playas censadas. Andalucía es la comunidad autónoma con mayor longitud del litoral (581 kilómetros de costa) y número de playas (256) incluidas en un programa de vigilancia sanitaria.
Por provincias, el agua de baño de las 16 playas de Huelva y las 53 de Cádiz son aptas para el baño. Las 29 de Granada también presentan unas condiciones sanitarias adecuadas aunque en las playas de La Charca, en Salobreña; y en Puerta del Mar y San Cristóbal, en Almuñecar; se ha detectado una ligera alteración de la calidad microbiológica del agua de escasa incidencia sanitaria.
En cuanto a las 75 de Almería, todas presentan unas condiciones sanitarias aptas para el baño. Tan sólo en El Playazo de Rodalquilar, en Níjar, se ha observado abundancia de algas en descomposición; y en la playa de Puerto Rey de Vera, una ligera alteración de la calidad microbiológica del agua de escasa incidencia sanitaria.
Por su parte, las 81 playas de Málaga son aptas para el baño, si bien existe abundancia de algas en descomposición en Baños del Carmen (Málaga), Riviera (Mijas), La Rada (Estepona), Ancha (Casares) y Sabinillas (Manilva). Asimismo, se ha observado la existencia de aceites minerales en las aguas de El Catillo y Chullera, en Manilva; sustancias tensactivas, en Punta de la Plata (Estepona); y residuos en La Yuca (Benalmádena). Por su parte, la Cala, en Mijas, donde se decretó la prohibición de baño por una alta concentración de microalgas, ya es apta para el baño.
La Junta, a través de la Secretaría General de Salud Pública y Participación, publica con periodicidad quincenal un informe sobre la situación sanitaria de las aguas de baño de las playas andaluzas. Los usuarios tienen acceso a esta actualización, que se realiza entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, a través de las delegaciones de Salud, la página web de la Consejería (www.juntadeandalucia.es/salud) y los municipios costeros.
Asimismo, los ayuntamientos son los responsables de ubicar carteles en las inmediaciones de las zonas de baño con la información relativa a la situación sanitaria de las aguas, así como de los servicios y las infraestructuras existentes.