miércoles, 25 de agosto de 2010

EEUU seguirá financiando ensayios con células madre


El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes que apelará una orden judicial que prohíbe temporalmente el financiamiento federal para investigaciones sobre células madre embrionarias.
Según el portavoz del Departamento de Justicia, Matthew Miller el Gobierno pedirá a la Corte de Apelaciones estadounidense para el circuito del distrito de Columbia que levante la orden judicial preliminar emitida el lunes.
Por la mañana, la administración Obama dijo que exploraba "todas las vías posibles" para seguir aportando fondos a las investigaciones con células madre en el país, pese a la decisión de un juez federal de paralizar cautelarmente la financiación pública de estos estudios. El portavoz de la Casa Blanca, Bill Burton, dijo que el presidente Barack Obama cree que la política que ha adoptado en esta materia "es la correcta" y que está revisando "todas las posibilidades para asegurarse de que esta investigación necesaria para salvar vidas sigue adelante".
"El presidente dijo claramente cuando anunció su política sobre células madre embrionarias que se trata de estudios que pueden salvar vidas y tener un impacto en millones de estadounidenses y en gente de todo el mundo", señaló Burton en su conferencia de prensa diaria.
Obama formuló su política en esta materia en diciembre de 2009, cuando anunció que los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés) recibirían financiación pública para avanzar en varias líneas de investigación con células madre.


-Demandas
La medida, que revertió la política del anterior ejecutivo en el controvertido campo de la investigación con células madre, suscitó críticas de científicos y grupos conservadores y religiosos, que presentaron una demanda contra el NIH por respaldar procedimientos que suponen la destrucción de embriones humanos.
El lunes, el juez del Distrito de Columbia Royce Laymberth dio la razón a esos demandantes, al considerar que la política de Obama viola una ley que prohíbe explícitamente el uso de fondos federales para destruir embriones humanos.
La resolución de Laymberth supone la congelación cautelar de los fondos que reciben esas líneas de investigación, que algunos científicos consideran clave para lograr avances en el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer. "Aún estamos revisando la decisión de este juez, pero por lo que sabemos, su aplicación también paralizaría la investigación que el ex presidente (George W.) Bush permitió avanzar al principio de su presidencia", indicó Burton.
El mandato de Bush restringió el uso de fondos públicos a 21 líneas de células madre embrionarias que fueron creadas antes de 2001, cuando el ex presidente decidió cortar la financiación para este fin. Burton subrayó que, en el momento de formular la orden ejecutiva sobre células madre embrionarias, Obama la supeditó a "rigurosas pautas éticas", lo que le hace seguir convencido de que su política "es la correcta".
La administración de Obama tiene ante sí la opción de apelar la decisión del juez federal, pero la ley que impide la destrucción de embriones humanos en la investigación científica podría suponer un freno. Según Burton, el Gobierno "está analizando todas las posibilidades" para revertirla, incluida la posibilidad de una nueva legislación en la materia.


**Foto de "El Mundo"