jueves, 5 de agosto de 2010

Aumentan los problemas bucodentales entre los jóvenes por el actual estilo de vida


Los adolescentes son uno de los grupos de mayor riesgo de afecciones bucodentales, como consecuencia de los cambios hormonales durante la pubertad, pero también por mantener una inapropiada dieta alimenticia, consumir productos nocivos y una incorrecta higiene bucodental. Así lo confirma Clínicas Vitaldent con motivo del Día Internacional de la Juventud, en el que alerta de un aumento de la prevalencia de estos problemas entre los jóvenes, causado en gran medida por malos hábitos en sus estilos de vida.

Tal y como confirma la Dr. Olga Prieto, odontóloga de Clínicas Vitaldent, “durante esta fase, los adolescentes comienzan a ser más independientes, por lo que comparten menos tiempo con los mayores, quienes les supervisaban y controlaban los alimentos que consumían y la higiene bucodental que mantenían cuando eran niños”. A ello se le suma el inicio en el consumo de ciertos hábitos perjudiciales como “el alcohol y el tabaco que son perjudiciales para su salud bucodental o seguir ciertas modas como la colocación de piercings en la cavidad oral”. Es importante resaltar que el acceso a alimentos industrializados en los centros de estudio y áreas de ocio es nocivo para la salud bucal y general de los jóvenes.

Por otra parte, las tensiones y el estrés que pueden padecer los adolescentes ocasionan reacciones como apretar los dientes, originando el denominado bruxismo, y problemas de la articulación, que pueden llegar a causa fuertes dolores y al deterioro de las piezas dentales. Además, es una edad en la que se suele incrementar las actividades y deportes al aire libre, por lo que se incrementa la posibilidad de sufrir traumatismos dentales.

Asimismo, es frecuente que en esta etapa aumente las caries dentales y tienda a aparecer la periodontitis juvenil, una enfermedad infecciosa que puede provocar la inflamación de las encías por la acumulación de placa y sarro, y que si “no se detecta a tiempo, origina una pérdida severa del hueso alveolar que se encuentra alrededor del diente, pudiendo incluso ocasionar la pérdida total de la pieza dental del paciente joven”, además de perjudicar la salud general del joven por ser una infección, que si no se controla, se transforma en crónica, explica la odontóloga de Clínicas Vitaldent.


--Cuidados bucodentales durante la adolescencia

Sin embargo, no es sencillo concienciar a esta parte de la población sobre la importancia de tener unos hábitos adecuados para gozar de una buena salud bucodental, ya que los adolescentes prestan menos atención a sus padres o tutores y pocos se cuidan la boca para evitar posibles problemas. La mayoría de los que se lavan los dientes lo hacen por razones estéticas, ya que están más interesados en lucir una sonrisa blanca o no tener mal aliento. “Entre los jóvenes, la estética está por delante de la salud”, afirma el doctor.

Por ese motivo, la educación y la prevención siguen siendo las mejores armas para disfrutar de una sonrisa más estética y combatir al mismo tiempo posibles enfermedades durante la adolescencia. Los expertos de Clínicas Vitaldent aconsejan:

1. Cepillarse los dientes después de cada comida.
2. Limpiar la lengua en cada cepillado, ya que en ella se acumulan multitud de bacterias que provocan, entre otras cosas, el mal aliento.
3. Completar la limpieza bucal con el uso del hilo dental, por lo menos una vez al día, para eliminar los restos que se depositan entre los dientes y que el cepillo dental no consigue remover.
4. Acudir al especialista regularmente para asesorar en el autocuidado de la boca y para realizar revisiones periódicas con el fin de pronosticar cualquier afección.
5. Disminuir la ingesta de alimentos y bebidas que contengan azúcar, ya que los adolescentes son propensos a consumir estos productos que provocan la aparición de caries.
6. Mantener una dieta equilibrada basada en los cinco grupos básicos de alimentos: proteínas, lácteos, frutas, vegetales y cereales.
7. Evitar el alcohol y el tabaco para prevenir sus efectos nocivos.
8. Eliminar costumbres dañina para los dientes que son habituales en esta edad como morderse las uñas, bolígrafos, lápices y otros objetos.
9. Evitar los piercings en la cavidad oral, ya que pueden provocar infecciones y problemas bucodentales. Si se llevara un piercing, extremar la higiene bucodental.
10. Utilizar protectores bucales en el caso de que se realice alguna actividad deportiva de riesgo.