miércoles, 25 de agosto de 2010

Aumentan los casos de enfermedades de transmisión sexual en el Reino Unido


Casi medio millón de británicos, 482.696, ha sufrido una enfermedad de transmisión sexual (ETS) el pasado año, una cifra que demuestra un incremento de 12.000 casos respecto al año anterior, lo que mantiene la tendencia al aumento de estos casos de la última década, según ha informado la Agencia de Protección de la Salud (HPA), de Reino Unido. En general, los nuevos casos de clamidias aumentaron un 7 por ciento, los diagnósticos de gonorrea un 6 por ciento y el herpes genital un 5 por ciento.

Los más afectados son los adolescentes y los jóvenes de menos de 25 años, en especial las mujeres jóvenes, una circunstancia que se debe sobre todo, según la HPA, a su rechazo a insistir en el uso de preservativos en sus relaciones sexuales.
En concreto, dos tercios de los nuevos casos de ETS en mujeres fueron diagnosticados en jóvenes entre los 15 y los 24 años. Más de la mitad de los nuevos casos en hombres se situaron también en el mismo grupo de edad. Destacan las altas tasas de ETS diagnosticadas entre hombres homosexuales.
Según la doctora Gwenda Hughes, jefa de la sección de ETS de la Agencia de Protección de la Salud, "estas últimas cifras muestran que tener una salud sexual pobre supone un serio problema entre los adultos jóvenes de Reino Unido y entre hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres".
"Estas cifras también resaltan la vulnerabilidad de las mujeres jóvenes. Muchos estudios han demostrado que los adultos jóvenes son más propensos a mantener relaciones sexuales sin precauciones y carecen de las habilidades y la seguridad para negociar un encuentro de sexo seguro", indica.
Entre las mujeres, el 73 por ciento de los nuevos casos de gonorrea y el 66 por ciento de las verrugas genitales se dan en las menores de 25 años, mientras que el 88 por ciento de diagnósticos de clamidia en mujeres se sitúan en estas edades. El punto álgido de edad para sufrir una ETS en mujeres está entre los 19 y los 20 años y entre los 20 y los 23 en hombres, según la HPA. La reinfección es también un problema para uno de cada 10 jóvenes entre los 15 y los 24 años diagnosticados de una ETS, que vuelven a coger una nueva infección en menos de un año.
Según Hughes, "los números que están observando en los adolescentes son particularmente preocupantes, pues sugieren que están repetidamente poniéndose y poniendo a otros en riesgo de contraer una ETS".
Para Nick Partridge, presidente de la organización benéfica para promover la salud sexual Terrence Higgins Trust, "es asombroso que casi medio millón de personas cada año se vean afectadas por infecciones de transmisión sexual prevenibles". "Hasta que no mejoremos la educación sexual y demos apoyo extra a los jóvenes continuarán afrontando riesgos evitables en su vida sexual", concluyó.


**Foto de WIKIMEDIA COMMONS