jueves, 29 de abril de 2010

Revolución terapéutica en Dermatología


En el 10th Congress of the European Society for Photodynamic Therapy (10 Congreso de la Sociedad Europea de Terapia Fotodinámica - EuroPDT), celebrado en Mónaco, el profesor Lasse Braathen (Tromso, Noruega), presidente del Euro PDT, describió el estado actual de la terapia tópica fotodinámica, un tratamiento revolucionario para las lesiones precancerígenas de la piel y los carcinomas basocelulares superficiales. También subrayó el importante papel desempeñado por la Euro PDT, cuyo objetivo es promover la investigación, el desarrollo y las aplicaciones clínicas de la TFD en Europa.


-¿Cuáles son las indicaciones y las ventajas de la TFD (terapia fotodinámica)?

Profesor Lasse Braathen: "Hoy, la TFD es el tratamiento de elección para los cánceres de piel no melanoma. Las recomendaciones de la EuroPDT especifican que la TFD tópica podría ser uno de los tratamientos de elección para las queratosis actínicas, la enfermedad de Bowen, y los carcinomas basocelulares superficiales, incluso los nodulares, siendo estos últimos el tipo de cáncer de piel más común y provocados por la exposición solar.

La TFD evita recurrir a la cirugía y sus efectos cicatrizantes posteriores. Por lo tanto, las ventajas son obvias: este tratamiento permite la recuperación en un periodo de cinco años en más del 80% de los casos sin cicatrices visibles; esto es una ventaja fundamental en términos de cosmesis para lesiones en zonas descubiertas de la piel, especialmente en cara y escote. Esto representa un innegable progreso terapéutico, suponiendo además una muy sencilla aplicación. Este tratamiento es también muy específico en la destrucción de las células cancerígenas. También hace posible el tratamiento de zonas amplias de la piel en una sola sesión con excelente tolerancia y resultados cosméticos, lo cual es especialmente apreciado por los pacientes.


-¿Pueden aplicarse varias sesiones de TFD si las lesiones son recurrentes?

-Profesor Lasse Braathen: Sí, porque la fototerapia implica toxicidad no ionizante. Cuando las lesiones reaparecen, al paciente se le puede ofrecer ser tratado con TFD nuevamente y el tratamiento se puede repetir tantas veces como sea necesario. En los poco habituales casos de fallo, todas las opciones terapéuticas son posibles debido a la ausencia de toxicidad local o general de la TFD, sin limitación de oportunidades por parte del paciente. Cuando las lesiones de la piel son extensas, el tratamiento con TFD determina con precisión las lesiones resistentes a TFD que requieren la aplicación de otra alternativa terapéutica.


-¿Existen otros usos posibles de la TFD?

--Profesor Lasse Braathen: Sí, pero no han sido validados por la AMM; algunos linfomas cutáneos se pueden beneficiar de ella, con una marcada efectividad. La TFD puede además utilizarse como herramienta de prevención en pacientes trasplantados, en los que el cáncer de piel aparece en el 15% de los casos después del trasplante.
El uso de la TFD en estética también se lleva a cabo fuera de la AMM debido a su efecto "rejuvenecedor". Los pacientes que presentan queratosis actínica, además de tratarse las lesiones, se benefician de este positivo "efecto secundario" de la TFD.
El relativamente reciente concepto de "campos de cancerización" podría convertirse en una indicación para la TFD. Un campo de cancerización alrededor de queratosis actínicas forma una área con anomalías preneoplásicas y mutaciones genéticas infraclínicas y multifocales que pueden evolucionar a nuevos tumores primitivos y recurrencias locales. Parece más lógico tratar toda esta área de manera preventiva que limitarse a tratar la lesión aislada. La aplicación de Metvix hace esto posible con una más fácil detección de las lesiones no visibles, las cuales emiten fluorescencia bajo una luz negra. Esta herramienta es muy apreciada por los pacientes, que podrán utilizarla para ver el riesgo de su piel y entender así fácilmente su necesidad de tratamiento.


-En relación al desarrollo de la TFD, ¿cuáles son las principales actividades de la Euro PDT?

--Profesor Lasse Braathen: La Sociedad Europea de Terapia Fotodinámica (EuroPDT) es un banco de liquidaciones para facultativos e investigadores; su objetivo es promover la investigación, el desarrollo y las aplicaciones clínicas de la terapia fotodinámica en Europa. Cada año durante los 10 últimos años, la Euro PDT ha celebrado una conferencia internacional para informar a los especialistas acerca de los resultados de las investigaciones internacionales del uso de la TFD en dermatología. La EuroPDT también participa en la mayoría de los congresos de dermatología a nivel nacional e internacional y organiza regularmente cursos de formación para instruir a facultativos en la adecuada aplicación de la TFD. Esta formación, con certificación, dura un día entero y está enfocada particularmente en el manejo del dolor asociado con el tratamiento, del cual hay que informar al paciente. Esta formación ha llevado a la creación de excelentes centros de investigación de TFD y centros de referencia para el tratamiento con TFD, por ejemplo en el Saint Louis Hospital de París.
Utilizándose la terapia fotodinámica en todo el mundo, la Euro PDT publicó en el año 2007 recomendaciones internacionales para definir sus instrucciones y estandarizar su aplicación clínica en el tratamiento de los cáncer de piel no melanoma (1). Finalmente, la Euro PDT establece muchas asociaciones con laboratorios de investigación universitarios, la industria farmacéutica y equipos de investigación clínica.

No hay comentarios: