jueves, 29 de abril de 2010

Farmacéuticos de la provincia de Cádiz se forman en DMAE para ayudar a su detección precoz

Durante el mes de abril, el colectivo de farmacéuticos de la provincia de Cádiz recibe formación para ayudar en la detección precoz de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), que constituye la principal causa de ceguera en España en personas mayores de 50 años. En España se estima que afecta a 300.000 personas aproximadamente y la OMS prevé que su incidencia se triplique en los próximos años como consecuencia del envejecimiento de la población.

Esta iniciativa, impulsada por Pfizer y que llega hoy a Puerto Real, ya ha pasado por Algeciras y continuará su andadura por Cádiz.

"La oficina de farmacia es un punto de referencia sanitario, convirtiéndose esta visita en una oportunidad para identificar una posible DMAE y ser derivado al especialista", afirma la doctora Soledad Jiménez Carmona, oftalmóloga de la región y una de las especialistas que impartirá las sesiones junto con el doctor Pedro Alemany Márquez.

Dentro de este programa formativo, los farmacéuticos recibirán documentación específica de la enfermedad y elementos, como la rejilla de Amsler, un sencillo test que les permitirá realizar una evaluación de la vista e identificar un problema ocular que tendrá que ser diagnosticado posteriormente por un especialista, que instaurará el tratamiento y hará seguimiento de los pacientes.

Algunos de los síntomas que podrían indicar que una persona padece DMAE serían: palabras borrosas, áreas oscuras en el centro visual, líneas rectas distorsionadas, problemas para detallar y necesidad de iluminación cada vez mayor.

"Sin embargo, es frecuente encontrarnos que las personas mayores confunden los síntomas de la DMAE con dificultades de visión asociados a la edad. En este sentido, el farmacéutico puede cumplir una función primordial de detección precoz, ya que muchas personas mayores acuden antes a la farmacia a consultar sus síntomas que al médico", señala la doctora Jiménez.

-Alimentación rica en antioxidantes, clave para retrasar su evolución
La DMAE seca es la forma más común, con un desarrollo lento a lo largo de los años. A pesar de que no tiene cura, existe un tratamiento preventivo que puede frenar su evolución. En palabras de la doctora Jiménez; "está demostrado que el uso de suplementos a base de antioxidantes puede disminuir la progresión de la enfermedad en un 25% en un gran porcentaje de pacientes."

No hay comentarios: