viernes, 30 de abril de 2010

El 90% de los errores en cirugía ortopédica y traumatología hubieran sido evitados con la correcta aplicación de un protocolo de prevención


Algunos aspectos problemáticos de la cirugía así como sus repercusiones mediáticas y médico-legales han sido los temas abordados en la Real Academia de Medicina de Sevilla, en una mesa redonda enmarcada dentro del programa de actividades que la, denominada Veneranda Tertulia Médica Hispalense, está realizando y que se celebró ayer a última hora de la tarde. Esta mesa ha sido moderada por el académico numerario Fernando Sáenz López de Rueda, que apostó por la universalización de los protocolos de prevención que ya se vienen aplicando en otros países y que siguen las directrices de la Joint Commission (JCAHO), de la American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El cirujano ortopédico y traumatológico Diego García-Germán señaló durante su intervención que la cirugía en sitio erróneo es el arquetipo del error quirúrgico y que pese a ser infrecuente y tener pocas secuelas, la repercusión mediática y legal de estos casos es evidente. Señalando, además, que la cirugía ortopédica y traumatología (COT) es la especialidad quirúrgica con mayor riesgo para el error. "Gracias a la ayuda de la FUNDACIÓN MAPFRE hemos realizado una revisión de 25 casos de cirugía en sitio erróneo en COT obtenidos a partir de sentencias judiciales y reclamaciones, concluyendo que el error más frecuente fue el lado, la zona anatómica más frecuente fue la rodilla y el procedimiento quirúrgico más frecuente fue la artroscopia. Los factores asociados a estos episodios fueron la no utilización de un protocolo de prevención y la no comprobación por parte del cirujano de la documentación clínica antes de pasar al quirófano". Finalmente, García-Germán, recomendó la implantación de protocolos de prevención ya que con la correcta aplicación de los mismos el 90% de los casos hubieran podido ser evitados.
El doctor y neurocirujano Manuel Murga Sierra analizó los errores más frecuentes, de localización, en la cirugía del cráneo y columna, y su evolución desde los años 50 hasta la actualidad. Haciendo especial hincapié en que, a pesar de las aportaciones para mejorar las referencias, éstas cada vez exigen más exactitud en la localización, sobre todo por la evolución de las técnicas quirúrgicas, especialmente con el advenimiento de la cirugía mínimamente invasiva y los abordajes percutáneos.
Por otro lado, José Madrigal Royo cirujano ortopédico y traumatólogo sevillano hizo referencia en su intervención a algunos datos de la AAOS entre los que destacan que se da un caso al año en hospitales de más de 300 camas y que uno de cada cuatro cirujanos tendrá este problema en algún momento de su actividad profesional. Resaltó, también, los principales motivos por los que se pueden dar los errores y desde su experiencia, lanzó algunas recomendaciones tales como la necesidad de que el equipo tenga un "tiempo muerto", esto consiste en una última comprobación antes de iniciar la cirugía en la que está todo el equipo quirúrgico, se revisa la historia clínica y se confirma la lateralidad con el paciente.
Javier Sanz Martín, abogado de derecho sanitario abordó las consecuencias médico-legales del resultado quirúrgico adverso, destacando que la intervención del derecho en el ámbito médico es notable y se incrementa de forma constante. Resaltó la importancia de reivindicar un cambio de paradigma que implique abandonar la actual concepción personal del error, que conlleva un reproche de culpabilidad al profesional, y sustituirlo por la concepción sistémica del error, que evita el reproche y analiza qué falló en el sistema para que se produjera el suceso adverso.
Durante su intervención identificó los efectos jurídicos más importantes que se derivan de la cirugía en sitio erróneo, que van desde la condena al pago de indemnizaciones, hasta las condenas de privación de libertad (penas de cárcel), pasando por las inhabilitaciones para el ejercicio de la profesión.
La mesa concluía con la intervención del periodista Alfonso Pedrosa que analizó los factores que influyen en la presencia de esas situaciones en los medios de comunicación y como pueden ayudar a definir estrategias útiles para modular su impacto; entre ellas, la construcción de una reputación digital.

No hay comentarios: