miércoles, 28 de abril de 2010

Boehringer Ingelheim amplía su planta de producción del nuevo anticoagulante oral dabigatrán etexilato en Ingelheim

Boehringer Ingelheim, la compañía farmacéutica con sede española en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), ha celebrado la inauguración de las obras de su planta de producción de Ingelheim (Alemania), en cuya ampliación se han invertido 119 millones de euros. La capacidad adicional de fabricación permitirá triplicar la producción actual y asegurará cumplir con la necesidad global prevista para el anticoagulante oral, dabigatrán etexilato. Se prevé que la nueva planta esté finalizada en 2011 y supondrá una ampliación de plantilla en la sede corporativa de la empresa familiar.

“No se trata solamente de un aumento en la capacidad de producción de un medicamento. La construcción de la planta es también un reflejo de la capacidad de innovación de nuestra empresa y la confianza que esto nos da en el futuro,” ha afirmado el profesor Wolfram Carius, miembro del Comité Ejecutivo de Boehringer Ingelheim y responsable global de las áreas de Producción y Recursos Humanos. “Esta nueva planta fabricará el fármaco en el que centenares y miles de pacientes tienen depositadas sus esperanzas para una mejor calidad de vida.”

Los pacientes con fibrilación auricular (FA) tienen un riesgo cinco veces mayor de ictus, y los ictus asociados a ello son a menudo especialmente graves. Las únicas opciones disponibles hasta el momento son los antagonistas de la vitamina K (AVK), una clase de principio activo con una antigüedad de más de 50 años. Si bien éstos proporcionan a los pacientes una buena protección del ictus, tienen algunas limitaciones, son difíciles de administrar y requieren control mensual del nivel de anticoagulación. Un importante estudio comparativo internacional con el AVK, warfarina, el equivalente al tratamiento de referencia en España (acenocumarol) en el que participaron más de 18.000 pacientes, demostró a mediados de 2009 que dabigatrán etexilato pudiera prevenir un millón de casos más de ictus debidos a FA en todo el mundo cada año, salvando vidas y ahorrando a muchas personas la perspectiva de pasar el resto de la vida con alguna incapacidad. Dabigatrán etexilato no está autorizado aún para la prevención de ictus en pacientes con FA. Al mismo tiempo, su pleno desarrollo e implantación podría suponer un ahorro importante para el Sistema Nacional Sanitario.

“Boehringer Ingelheim es una empresa basada en la innovación, cuya misión es la investigación, el desarrollo y la fabricación de medicamentos innovadores con avances terapéuticos como dabigatrán etexilato, desarrollado en nuestro centro de investigación y desarrollo de Biberach,” ha afirmado Christian Boehringer, presidente de la junta de socios de Boehringer Ingelheim. Un componente importante de la cadena de creación de valor es la producción y una plantilla de colaboradores altamente cualificados implicados en el proceso. Ellos son un factor clave en el éxito de la compañía, también y especialmente en el año del aniversario. “125 años de Boehringer Ingelheim significa además 125 años de investigación y desarrollo en Alemania”, ha comentado Christian Boehringer.

En mayo de 2009, Boehringer Ingelheim inauguró el primer módulo de la nueva planta, en el que se invirtieron 64 millones de euros e implicó la creación de 60 nuevos puestos de trabajo en el centro de Ingelheim.

No hay comentarios: