martes, 24 de noviembre de 2009

Más de diez millones de personas padecen en España algún tipo de enfermedad reumática


Más de diez millones de personas en nuestro país (22.6% de la población) padecen algún tipo de enfermedad reumática, de las cerca de 250 que existen. Son las patologías crónicas más frecuentes y constituyen una de las principales causas de discapacidad en España. Así, se estima que cerca 1.400.000 españoles sufren una incapacidad osteoarticular como consecuencia de las mismas. Además, alguna de estas patologías como la artritis reumatoide puede acortar la esperanza de vida hasta diez años y empeoran más la calidad de vida que otras enfermedades como las cardiovasculares.

Afectan a personas mayores y jóvenes aunque es cierto que la mayor prevalencia se registra en las personas de edad avanzada, principalmente mujeres. “Las previsiones de organizaciones europeas que sitúan a España en el año 2025 como el segundo país más envejecido del mundo apuntan a que en los próximos años estas cifras se pueden disparar y, por tanto, las enfermedades reumáticas se pueden convertir en un grave problema sanitario”, afirma Manuela García, portavoz de la Confederación Española de Personas Afectadas por Reumatismos (CONFEPAR).

Por estos motivos, la Confederación y la Asociación de Espondilíticos de Málaga organizan hoy el Día de Concienciación de las Enfermedades Reumáticas. “Una iniciativa –subraya la portavoz- con la que pretendemos hacer una llamada de atención a la sociedad y las autoridades sobre las necesidades de este colectivo, quizás uno de los más amplios que existe, y que, sin embargo, no está recibiendo la atención socio-sanitaria que precisa”.

Como plantea la doctora Rosario García de Vicuña, presidenta de la Sociedad Española de Reumatología (SER), “¿es realmente necesario un día de concienciación sobre las enfermedades reumáticas? Una encuesta reciente, avalada por la SER, –destaca- recoge el desconocimiento de los ciudadanos sobre gran parte de las enfermedades reumáticas concretas y los mitos sobre su restricción a la tercera edad y su carácter degenerativo con escasas opciones de mejoría. Por lo tanto, sí es oportuno un día de difusión y concienciación sobre las enfermedades reumáticas”.

Se han instalado mesas informativos en el Hospital Marítimo de Torremolinos y el Hospital Carlos Haya de Málaga, donde los propios afectados facilitan información sobre las enfermedades reumatológicas. Asimismo, se entrega el Manifiesto a favor de los Afectados por Enfermedades Reumáticas donde se recogen las necesidades y demandas de los afectados. El Día de Concienciación ha sido considerado por la Sociedad Española de Reumatología (SER) como actividad de interés para los pacientes y cuenta con la colaboración de las compañías Pfizer, Roche y Rovi.


-Unidades de Reumatología
Las enfermedades reumáticas no son fáciles de diagnosticar pero, en opinión de los afectados, esto no constituye un motivo que justifique el largo proceso desde la aparición de los primeros síntomas hasta al diagnóstico de la enfermedad. “En ocasiones, la detección puede llevar hasta una media de diez años en el caso de la espondilitis o dos años en una artritis reumatoide, un tiempo en el cual, la enfermedad avanza y evoluciona produciendo un deterioro articular tal que destruye de manera más que significativa la calidad de vida de los afectados”, señala Manuela García.

Como destaca la presidenta de la SER, “los reumatólogos sabemos que el manejo precoz y adecuado de muchas de estas enfermedades pueden devolver una vida normal a quienes las sufren, y podemos aliviar aquéllas en las que, desgraciadamente, todavía no podemos alterar su curso”. “Hoy en día, -añade la doctora García de Vicuña- las enfermedades reumáticas ocasionan más de diez millones de consultas al año en Atención Primaria, fueron la primera causa de incapacidad laboral temporal en 2007 y la segunda de incapacidad laboral permanente. Por su tendencia a la cronicidad y riesgo de incapacidad a corto y largo plazo, el impacto de muchas de estas patologías en la calidad de vida de los pacientes, a nivel personal, familiar, social y laboral genera un gasto sociosanitario de enorme magnitud. Pero, ¿cómo cuantificar la pérdida cuando el desarrollo personal de un proyecto vital se ve truncado? Tras estos datos, uno de los mensajes más importantes a transmitir es que muchas de estas causas de incapacidad se pueden prevenir”.

Por todo ello, una de las principales demandas de los afectados se centra en la creación de Unidades de Reumatología donde se precisen. “Según las recomendaciones de la Unión Europea –señala Manuela García- debería haber un reumatólogo por cada 35.000-40.000 habitantes, pero en el caso de nuestro país esta cifra se encuentra entre 50.000 y 70.000, insuficiente para atender la demanda actual”. “Además, de esta forma no se está garantizado el principio de equidad, ya que dependiendo de la zona donde vivas puedes tener acceso a la Unidad de Reumatología”.

Asimismo, CONFEPAR considera fundamental favorecer una mayor formación de los profesionales de Atención Primaria, ya que son ellos los primeros profesionales a quienes se dirigen los afectados por este tipo de patologías en busca de ayuda y soluciones, “y es esencial que los médicos sepan identificar de manera rápida y exitosa las enfermedades reumáticas”.

Estas peticiones se engloban dentro de la solicitud de CONFEPAR de poner en marcha una Estrategia Nacional de las enfermedades reumáticas “que seguramente permitirá garantizar un diagnóstico temprano y un tratamiento eficaz. Este plan debería favorecer –subraya Manuela García- la igualdad de oportunidades entre todos los afectados y en todas las comunidades autónomas”. “Nuestro objetivo –como resume el manifiesto de la Confederación- es mejorar la calidad y la esperanza de vida de las personas afectadas para que podamos llevar una vida plena, integrada con nuestras familiar, entorno laboral y en el conjunto de la sociedad”.

No hay comentarios: