miércoles, 25 de noviembre de 2009

El 70% de los pacientes estaría dispuesto a hablar con su médico de familia sobre Salud sexual

Un 70 por ciento de los pacientes que acuden al médico de familia aceptaría responder a un cuestionario sobre sexualidad como un método rutinario de consulta sobre este tema. Así lo pone de manifiesto un estudio1 presentado en el XXIX Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria que estos días se celebra en el Palacio de Congresos de Barcelona. "De esta manera se refleja que los pacientes tienen cada vez más interés por hablar de la esfera sexual como parte fundamental de su concepto de salud integral. No obstante, no deja de ser un aspecto íntimo que les cuesta plantear todavía en la consulta y suelen esperar que sea el médico de familia quien de forma habitual y mediante una serie de preguntas explore su sexualidad al igual que, por ejemplo, se realizan para reflejar en la historia clínica si existen factores de riesgo cardiovascular o antecedentes familiares de ciertas enfermedades", indica el doctor José Zarco, integrante del Programa Comunicación y Salud de la semFYC.
De hecho, los datos recogidos a partir de las 498 encuestas realizadas entre pacientes de 15 a 75 años revelan que el 72,2% valoran sobre todo la confianza que tienen con su médico de familia más que los conocimientos que éste pueda tener sobre sexualidad a la hora de abordar con él este tema. "El día a día nos permite conocer tanto a la persona como a su familia y su entorno por lo que al final ellos depositan en nosotros su confianza para hablar de un tema tan personal como su sexualidad", indica este experto.

-Doctor, hablemos de sexo
No cabe duda de que el médico de familia es el facultativo al que más acudimos y ello conduce a que un 52,4 por ciento de los encuestados realizaría primero a este profesional sanitario cualquier pregunta relacionada con su salud sexual. En este sentido, el 50,2 por ciento no encuentra ninguna barrera para consultar a su médico de atención primaria sobre ello frente a un 30% de los consultados, a quienes les limitaría su carácter.
En los últimos años los españoles han ido perdiendo el pudor en la consulta y cada día es más habitual que hagan preguntas relacionadas con su sexualidad. Tanto es así que, según otro de los datos que se desprende de esta encuesta, un 73,4 por ciento de las personas le da gran importancia a la esfera sexual. No obstante, un 37 por ciento cree que la falta de tiempo es uno de los principales problemas para el abordaje de la sexualidad con su médico.
En opinión del doctor Zarco, "a pesar de que la falta de tiempo es nuestra limitación más constante en nuestro día a día en las consultas de atención primaria, pero esta limitación es la misma para los problemas relacionados con la sexualidad como para cualquier otro problema de salud. No obstante, somos conscientes de las necesidades de los ciudadanos en esta materia y por ello creemos que es conveniente que contemos con la formación específica para dar la mejor respuesta posible a nuestros pacientes".

-La formación de los médicos
Además de la disfunción eréctil y de la eyaculación precoz, los médicos de familia responden cada día a dudas relacionadas con la píldora del día después, las enfermedades de transmisión sexual y la planificación familiar. Según indica el doctor Zarco, "la comunicación es nuestra principal herramienta tanto diagnóstica como terapéutica y la formación que ya tenemos en habilidades de comunicación nos permite explorar y abordar temas muy íntimos en la vida de las personas. Por tanto, por qué no también hacerlo con su sexualidad y saber cómo de satisfactoria la viven nuestros pacientes". Así, para este experto es imprescindible, de cara a la formación de los médicos de familia, establecer qué habilidades y actitudes deben adquirir los profesionales sanitarios para identificar posibles disfunciones sexuales y ofrecer soluciones adecuadas. "Además de ampliar nuestra formación científica", continúa, "los médicos debemos potenciar nuestras habilidades comunicativas para favorecer el diagnóstico y tratamiento de patologías sexuales".
Como señala el doctor Zarco, es preciso dotar a los médicos de familia de los instrumentos necesarios para mejorar el abordaje clínico y terapéutico de la sexualidad en su práctica profesional, así como promover la investigación de estos profesionales en el campo de la sexología. "Es importante", subraya, "aprovechar la situación del médico de familia en la puerta de entrada al sistema sanitario, una situación privilegiada para prevenir y resolver posibles disfunciones de la sexualidad".

No hay comentarios: