jueves, 22 de octubre de 2009

Los médicos de Atención Primaria necesitan más tiempo y mejores recursos


El 31º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) ha puesto en marcha una Jornada de Actividades Preventivas en Atención Primaria, coordinada por la Dra. Dulce Ramírez Puerta, responsable del Grupo de Trabajo de Actividades Preventivas de la Sociedad. Su objetivo era "la mejora de la competencia profesional del médico de AP en actividades preventivas, mediante la formación y entrenamiento de habilidades en esta Área Competencial. Para ello, se pretende no solo actualizar los conocimientos sobre actividades preventivas en las situaciones más prevalentes en Atención Primaria, sino también dotar al médico de habilidades y destrezas en las técnicas más comúnmente utilizadas en las actividades de prevención en su ámbito de trabajo", explica la doctora.
La Jornada estaba constituida por una mesa redonda sobre la "Prevención y riesgo laboral en el personal sanitario", y tres talleres que pondrán al día a los médicos de Atención Primaria, no solo en los conocimientos, sino también en las destrezas necesarias para la prevención en el cáncer de cérvix y mama. Además, el último taller trataba la conveniencia o no de priorizar y racionalizar las actividades de prevención en la consulta de AP, con el título "¿Más vale prevenir que curar?


-Últimas novedades en prevención y riesgo laboral
Todos los temas que se trataron en la Jornada han aportado las últimas novedades, no solo en cuanto a consensos recientes en las pruebas de cribado, sino también en las últimas técnicas de prevención. Pero sin duda, "la mesa de riesgo laboral planteaba la mayor novedad, ya que los profesionales, en la mayoría de los casos, nos encontramos tan absortos con los problemas de salud y prevención de nuestros pacientes, que olvidamos la nuestra", apunta la Dra. Paloma Casado, moderadora de la mesa.
En esta mesa se trataba de abordar la prevención ante los principales riesgos laborales que asumen los médicos por su profesión sanitaria, con aspectos como los siguientes:
Prevención de procesos respiratorios: vacunación antigripal y otras medidas de prevención en personal sanitario en los procesos respiratorios. Otras vacunaciones de indicación en profesionales de la salud.
Prevención de accidentes laborales en materia infecciosa: Hep B, VIH, y enfermedades infecciosas transmitidas por inoculación.
Prevención de enfermedades de contacto directo: Herpes Zoster y medidas de prevención de contacto.
Ergonomía y prevención en el profesional sanitario.
Situaciones más frecuentes
La exposición a factores de riesgo laboral en los profesionales sanitarios va a depender, fundamentalmente, de su puesto de trabajo. "Por ello, añade la Dra. Casado, son los médicos de AP los que se ven afectados más frecuentemente". Las enfermedades con mayor riesgo en el primer nivel asistencial son las infecciosas, fundamentalmente las de transmisión aérea, como la gripe, catarros, u otras más graves como la tuberculosis; pero también aquellas que se transmiten por contacto, como diversas patologías dermatológicas, o incluso por mecanismos indirectos o inoculación, como la hepatitis víricas o el VIH. Además, también se trataron en esta mesa, aspectos ergonómicos relacionados con la actividad diaria en la consulta.
"Es necesario prevenir este tipo de enfermedades", afirma la doctora. Pero para prevenirlas, "todo médico de AP debe estar perfectamente informado de dónde acudir y de los diferentes protocolos de actuación existentes, no sólo ante un accidente biológico, sino también ante otros riesgos asociados a nuestra profesión, como son las agresiones al personal sanitario".
En este sentido, tanto los riesgos laborales, como las agresiones a facultativos están regulados legislativamente en la mayoría de las CC.AA. "Lo que no está tan bien regulado son los Planes, Programas y Protocolos de actuación entre la Administración, como uno de los ejes protagonistas en estos aspectos, las organizaciones profesionales y sociedades científicas, para consensuar organizativamente las actuaciones en este sentido", concluye la Dra. Casado.


-Proyecto de investigación con el Ministerio
En el taller sobre "¿Más vale prevenir que curar?", se pretendía llevar a cabo una reflexión sobre la idoneidad de las actividades preventivas llevadas a cabo en las consultas de AP. Además, se presentaron parte de los resultados preliminares de un proyecto de investigación realizado por el Grupo de Actividades Preventivas de SEMERGEN, con la subvención y apoyo del Ministerio de Sanidad y Políticas Sociales, en el que se pone de manifiesto "el impacto que algunas de dichas actividades preventivas tienen en la población, y la efectividad real de las mismas", puntualiza la Dra. Ana de Santiago, moderadora del taller.


-Prevención de la Gripe A
Ante cualquier riesgo de contagio, el médico de AP "debe actuar mediante una prevención primaria; esto es, llevar a cabo en todas y cada una de sus actuaciones sanitarias aquellas medidas preventivas y de seguridad necesarias y enfocadas como si dicha acción fuera potencialmente de riesgo", explica la Dra. Ramírez. Una vez producida la exposición, debe ponerse en contacto cuanto antes con su Servicio de Prevención Laboral, para poner en su conocimiento el tipo de exposición y llevar a cabo las actuaciones preventivas indicadas, ya sea de detección serológica o quimioprofilaxis preventiva, así como los seguimientos posteriores indicados. "Debemos insistir en la denuncia del hecho al Servicio de Riesgos Laborales, para que, según las consecuencias y/o posibles complicaciones posteriores, estas puedan considerarse como una Enfermedad Profesional", añade la doctora.
La gripe es una de las enfermedades de transmisión por vía respiratoria a la que en época de epidemia se hallan expuestos los profesionales sanitarios, y, por tanto, se ha tratado en la mesa de riesgo laboral. En este sentido, la gripe A, en la situación actual de pandemia, requiere desde el punto de vista del profesional "unos conocimientos, protocolos organizativos y actuaciones preventivas, que el Grupo de Trabajo en Actividades Preventivas, desde el pasado mes de Junio, está poniendo a disposición tanto de los profesionales, con actualizaciones periódicas, a través de la página web de SEMERGEN; como también a los ciudadanos, a través de la Revista Salud Plus", añade la Dra. Ramírez.
Aparte de una mesa específica en el Congreso, que abordará de forma detallada este tema de candente actualidad, en este evento también se pondrá a disposición de todos los congresistas, la información y formación contenida en la sección de gripe A de la página web de SEMERGEN: http://www.semergen.es/semergen/microsites/gripe/gripe.htm.


-Problemas para la prevención en la AP española
Hasta hace no demasiados años, la actividad fundamental del médico de AP se centraba en la atención curativa o reparadora del individuo enfermo. Sin embargo hoy en día, y sobre todo gracias a los nuevos conceptos y desarrollo de la AP, se está impulsando cada vez más la prevención, permitiendo avanzar en la implantación de actividades preventivas y de promoción de la salud.
Según la Dra. Dulce Ramírez, "la AP es el ámbito más adecuado para llevarlas a cabo, pero todavía existen grandes obstáculos para el desarrollo de la medicina preventiva en la Atención Primaria; entre ellos, la propia estructura asistencial y organizativa del actual modelo, que muchas veces actúa como un freno ante la implantación de nuevas actividades de prevención". El problema es que está basado en unas estructuras centralizadas, con carteras de servicios de área, que muchas veces vienen determinadas desde la Administración Autonómica o Central. Por otra parte, hay que tener en cuenta las circunstancias actuales de la AP, donde el médico de familia está cada vez más sobrecargado de actividades asistenciales, pero sobre todo de las burocráticas. Por todo ello, "es evidente que mientras no exista una disponibilidad mínima de tiempo y medios, y una racionalización y adecuación de las actividades preventivas a la población, no será posible alcanzar un grado de desarrollo aceptable de este tipo de actividades", concluye la doctora.


-Propuestas de mejora
Según la Dra. Ramírez, "si algo se aprende en Gestión de la Calidad Asistencial, es que en lo que primero debemos mejorar es en aquellos procesos que dependen directamente de nuestras actuaciones; no porque las otras no sean importantes, sino porque al intervenir otras organizaciones, como la Administración, la Legislación, etc., no podemos incidir y actuar directamente, y los logros no se pueden programar a corto o medio plazo. Por tanto, las actividades preventivas deben integrarse en las asistenciales para que el objetivo de las mismas se convierta en una meta alcanzable". Para ello, es también muy importante la participación activa de otros profesionales de la AP, además de los médicos de familia y pediatras; fundamentalmente en la figura del personal de enfermería, pero también en otros como el trabajador social, los farmacéuticos, odontólogos, etc.; llegando a protocolos consensuados organizativamente.
Por último, los ciudadanos deben tomar conciencia de la importancia de la prevención, y de que su salud es también responsabilidad suya. En este sentido, tienen una gran labor y campo de actuación las campañas preventivas. Así mismo, desde Atención Primaria, las actividades preventivas deben también ir desarrolladas en ese sentido, mediante los procesos de educación para la salud, llevando la prevención a los hogares, de forma clara, sencilla y práctica. En este sentido SEMERGEN, también a través de su Grupo de Trabajo de Actividades Preventivas, todos los meses "lleva a los ciudadanos su Revista Salud Plus, mediante la cual se educa a la población para que pueda tomar decisiones responsables en su salud, y en la prevención de su enfermedad".


-Cáncer de cervix y mama
Sin duda, merece atención especial el taller sobre cáncer de cervix, donde se presentó el "último consenso en el que ha participado el Grupo de Actividades Preventivas de SEMERGEN, sobre los nuevos protocolos en cáncer de cervix, con la detección del VPH en la citología y los cambios que este hecho conlleva en la periodicidad y la edad de realización de esta prueba de cribado en la mujer", destaca la Dra. Mercedes Abizanda, moderadora de este taller.
Además, los médicos de AP son el primer contacto de las pacientes con el sistema sanitario, y sobre ellos recae, en gran medida, el peso de la prevención del cáncer de mama. Mediante este taller, pretendíamos "concienciar al profesional de AP de su papel, dentro del abordaje multidisciplinar de la enfermedad, y trasladarle las habilidades necesarias
para hacer una historia clínica dirigida a la mama (y a la detección de los factores de riesgo), la realización de una exploración clínica mamaria sistematizada y rigurosa (para lo que se dispuso de un maniquí simulador de diferentes patologías) y familiarizar y formar al médico de AP en las técnicas diagnósticas de imagen más comunes: mamografía y ecografía, para que así pueda conocer los protocolos de actuación y seguimiento y realice su actividad de forma eficiente y coordinada con el especialista", finaliza la Dra. Esther Redondo, moderadora del taller.

No hay comentarios: