viernes, 4 de septiembre de 2009

La cirugía bariátrica resuelve el 78% de la diabetes tipo 2 en pacientes con obesidad mórbida

La OMS estima que en el mundo 180 millones de personas padecen diabetes y que, si no se adoptan medidas urgentes, su mortalidad aumentará en más de un 50% en la próxima década.
Saludpress, 4 de septiembre de 2009.- La cirugía bariátrica resuelve la mayoría de los casos de diabetes tipo 2 en pacientes con obesidad mórbida. Así lo ha vuelto a poner de manifiesto un estudio presentado estos días durante el XIV Congreso Mundial de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad y de Desórdenes Metabólicos (IFSO), que se ha celebrado en París, según el cual casi el 80% de los casos de diabetes tipo 2 en pacientes con obesidad severa se resuelven gracias a la cirugía bariátrica.
Se trata del mayor meta-análisis llevado a cabo hasta la fecha para evaluar el impacto que tiene estas intervenciones en los pacientes con diabetes tipo 2. En total, 135.000 personas han participado en este trabajo, según el cual, esta cirugía mejora tanto los signos clínicos, como los resultados analíticos en estos pacientes. De hecho, en el 78,1% de los casos se curó la diabetes tipo 2 y en el 86,6% de ellos curó o mejoró significativamente la misma. Y aún más, los beneficios obtenidos por la intervención demostraron mantenerse hasta dos años después de la intervención.
De media, en el estudio los pacientes perdieron 38,5 Kg, lo cual representó el 55,9% de su sobrepeso. Tras la cirugía, los niveles de insulina disminuyeron significativamente, así como los de hemoglobina A1c y los niveles de glucosa, todos ellos importantes marcadores de la diabetes tipo 2.

-Diabetes tipo 2
La diabetes tipo 2, que representa el 90% de todos los casos de diabetes, es el resultado de la incapacidad del cuerpo humano de producir la suficiente insulina o de utilizarla adecuadamente. Generalmente, una de sus causas es el exceso de peso y la inactividad física. Además, su prevalencia está aumentando en todo el mundo. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay unas 180 millones de personas con diabetes y que, si no se adoptan medidas urgentes, la mortalidad por esta causa aumentará en más de un 50% en la próxima década.
En España, la diabetes tipo 2 afecta a más del 7% de las personas, es decir, a casi 3 millones de españoles, aunque sólo la mitad lo sabe. Y es que la diabetes es una enfermedad crónica que, además, genera unos costes importantes para el sistema sanitario. La OMS estima que éstos ascienden a entre el 2,5 y el 15% de los presupuestos destinados a salud.
Según el Profesor Jean-Marc Chevallier, presidente del XIV Congreso Mundial de la IFSO, "no hay ninguna duda de que el incremento que en los últimos años se ha producido en el número de casos de obesidad y sobrepreso ha contribuido al consecuente aumento de las cifras de diabetes tipo 2 en todo el mundo. Mientras que algunos pacientes pueden manejar su patología con tratamiento farmacológico y modificando sus estilos de vida, otros, sin embargo, cuenta con un riesgo mucho más elevado de morbilidad. En este contexto, es fundamental que se adopten nuevas medidas para mejorar el manejo de la misma. Así, la cirugía bariátrica se ha posicionado como un área prometedora y beneficiosa para muchos pacientes".

-Cirugía de la obesidad
El tratamiento quirúrgico de la obesidad mórbida es el método más eficaz a largo plazo para el manejo de esta enfermedad. Diversos estudios llevados a cabo para evaluar su eficacia mantenida en el tiempo han demostrado que reduce la mortalidad de los pacientes, así como el riesgo de desarrollar otras patologías asociadas. De hecho, estos trabajos destacan que incluso 10 años después de la cirugía, los pacientes que se habían sometido a esta intervención tenían más posibilidad de curar su diabetes, así como de evitar su aparición, que aquellos que no se operaban.
Asimismo, otros trabajos aseguran que el uso de la cirugía bariátrica reduce el coste derivado de del mano de estos pacientes. Y es que el tratamiento quirúrgico de la obesidad ha demostrado ser coste-eficaz tan sólo 3,5 años tras la intervención.