miércoles, 29 de julio de 2009

La implantación de nuevas tecnologías méd´redic

LA IMPLANTACIÓN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS MÉDICAS EN LOS HOSPITALES: ¿CUÁLES SON REALMENTE NECESARIAS?

Desde la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC) se han extraído los puntos más destacados de este artículo, del cual se concluye que "cada centro sanitario debe analizar muy bien si la inversión en ciertas tecnologías es realmente necesaria"
Según el Instituto ECRI, más del 90% de los hospitales de Estados Unidos ni siquiera cumplen con los requerimientos básicos de un sistema de registros médicos digitalizados
A pesar de los beneficios clínicos que aporta la resonancia magnética de intensidad de campo ultra alta, su adquisición provocará que los costes netos de los hospitales para hacerle frente excedan de forma significativa
Ø Los hospitales deben ser conscientes de que muchas de las aplicaciones de la cirugía asistida por sistemas robóticos han sobrepasado la evidencia clínica que les apoya en términos del tratamiento de los pacientes, la efectividad de los costes y el reembolso adecuado
Ø En el artículo, según los centros sanitarios estadounidenses consultados, la protonterapia (terapia por emisión de protones) se contempla como una de las técnicas con más futuro, afirmación que apoya la SEEIC
Ø La tecnología de Identificación por Radiofrecuencia permite localizar, en tiempo real, dónde se encuentran exactamente los empleados más importantes del centro sanitario, movilizar equipos de respuesta rápida o localizar un aparato médico que necesita ser utilizado con urgencia

Madrid, 29 de julio de 2009.- Los expertos del Instituto ECRI, de Estados Unidos, han presentado un listado de las 10 Tecnologías más importantes a las cuales deberán prestar especial atención los hospitales durante el 2009. Desde la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC), la cual respalda las conclusiones expuestas en el artículo, aseguran que "la implantación de nuevas tecnologías en los hospitales repercute en un beneficio global para el paciente, pero en algunas ocasiones, el centro sanitario debe analizar muy bien si esa inversión realmente es necesaria".
A continuación se presenta una relación de las tecnologías más destacadas, así como los pros y contras de su aplicación en los sistemas sanitarios.

-Registros médicos electrónicos
Según los expertos del Instituto ECRI, solamente entre el 8 y el 12% de los hospitales estadounidenses disponen de registros médicos digitalizados básicos. En el caso de sistemas donde el personal sanitario puede incluir anotaciones y realizar modificaciones sobre el expediente médico del paciente, más del 90% de los hospitales ni siquiera cumplen con los requerimientos básicos para ese tipo de sistemas de registros médicos digitalizados.
En España, la implantación de la historia clínica electrónica también representa un objetivo que, poco a poco, empieza a materializarse en la mayoría de las Comunidades Autónomas. "La generalización de la historia clínica electrónica en todos los centros sanitarios se marcó como un reto para el año 2009. Pero se trata de un desafío importante, pues son varios los interrogantes que surgen, como por ejemplo, ¿cómo coordinarán e intercambiarán datos los sistemas de salud de las diferentes Comunidades Autónomas, así como su confidencialidad? o ¿cómo volcarán la información los distintos dispositivos médicos más allá de las imágenes radiológicas?", afirma Jesús Lucinio Manzanares Pedroche, presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC).
Resonancia magnética de intensidad de campo ultra alta y tomografía computerizada multicorte
En el caso de la resonancia magnética de intensidad de campo ultra alta, según los expertos del ECRI, "aunque sí se han obtenido tiempos más rápidos de procedimiento y un mayor número de aplicaciones clínicas, y ciertos costes ligados a los servicios son más bajos, como es el caso de la refrigeración criogénica, los costes netos de los hospitales para hacer frente a esta tecnología excederán de forma significativa con respecto a los sistemas estándar 1,5 T".
Respecto a los equipos de tomografía multicorte, debido al alto coste de los sistemas con más de 64 cortes (128 en adelante) que, normalmente, superan el millón euros, desde el Instituto ECRI, y también desde la SEEIC, no creen que muchos hospitales adquieran este tipo de tecnología en 2009, salvo para aplicaciones concretas, como en Cardiología y operaciones de Marketing sanitario.

-Sistemas robóticos en cirugía, quirófanos híbridos y protonterapia
Los avances en medicina robótica han aumentado de forma regular para la realización de intervenciones quirúrgicas y endovasculares. El robot quirúrgico Da Vinci supone la mejor aplicación conocida en la sala de operaciones. Actualmente, están emergiendo nuevas aplicaciones quirúrgicas y la presión para adquirir un robot se está incrementando. Pero, según el Instituto ECRI, los hospitales deben ser conscientes de que muchas de las aplicaciones de la cirugía asistida por sistemas robóticos han sobrepasado la evidencia clínica que les apoya en términos de tratamiento de los pacientes, la efectividad de los costes y un adecuado reembolso.
Otro de los apartados tratados en este artículo es el de los quirófanos híbridos. Este tipo de equipos necesita mucho espacio y, normalmente, deben estar dedicados de forma exclusiva a determinados procedimientos quirúrgicos que requieren de todo ese equipamiento. Según los expertos, "este tipo de quirófanos deberían destinarse solamente a intervenciones muy determinadas, como una cirugía a corazón abierto o una angioplastia coronaria, donde se requiere, entre otros, de la toma de imágenes fluoroscópicas".
La protonterapia (terapia por emisión de protones) también ha sido contemplada en el artículo como una de las técnicas con más futuro, según los centros sanitarios estadounidenses a los que sondeó. Los protones, al igual que los rayos X, se utilizan para tratar tumores benignos y malignos. La ventaja frente a los rayos X es que la dosis de radiación se ajusta mejor al tumor y se provoca menos daño al tejido sano. Esta técnica se utiliza cuando el tumor está localizado y aún no se ha extendido a otras zonas del cuerpo.
"En nuestro país, estamos pendientes de que el Instituto de Física Médica (IFIMED) de Valencia, instale el primer equipo de protonterapia. En otros países europeos, como Alemania o Italia, ya se está llevando a cabo", comenta a su vez José Ramón Román Collado, secretario general de la SEEIC.

-Identificación por Radiofrecuencia y comunicación de incidentes
La identificación por Radiofrecuencia es un avance tecnológico que puede mejorar la seguridad de los pacientes, la eficiencia de los procesos y además, permite ahorrar costes. Por ejemplo, la tecnología de Identificación por Radiofrecuencia (SFID, según sus siglas en inglés) aplicada a las esponjas quirúrgicas, puede evitar que estas se dejen olvidadas dentro de un paciente al que se acaba de operar. También se puede localizar, en tiempo real, dónde se encuentran exactamente los empleados más importantes del centro, movilizar equipos de respuesta rápida o detectar un aparato médico en cada momento, lo cual permite que, si este necesita ser utilizado con urgencia, pueda realizarse de manera eficiente.
"En el caso de esta tecnología, el retorno de la inversión, a menudo, es bastante difícil de concretar, lo que hace difícil asignarles un valor preciso. Sin embargo, esta inversión se traduce en un coste-efectividad importante, puesto que su aplicación facilita enormemente el día a día en la práctica clínica, contribuyendo a una mejor calidad asistencial", comenta José Ramón Román.
Por último, el 12% de los 2.200 informes que el Instituto ECRI recibió a través de su red de notificación de errores, durante el periodo 2000-2006, tenían que ver con las alarmas. El 64% estaba relacionado con la monitorización fisiológica o con las alarmas de ventilación mecánica y máquinas de transfusión. Por este motivo, el instituto ECRI lo identificó como el número uno de su Top 10 Health Technology Hazards (publicado en HEALTH DEVICES, Noviembre 2008)
Recientemente, el problema de la monitorización general de las alarmas en los hospitales se ha dirigido a la integración de sistemas complejos que incorporan muchos tipos de alarmas (por ejemplo, monitores fisiológicos o aparatos de ventilación asistida) para notificar las situaciones de emergencia en los aparatos inalámbricos del personal sanitario, como los teléfonos móviles o buscas.

No hay comentarios: