lunes, 20 de julio de 2009

La Federación Española de Cáncer de Mama defiende el papel de la mujer en la toma de decisiones sobre su enfermedad


"Tomar decisiones sobre nuestra propia salud, una vez que disponemos de toda la información sobre las opciones disponibles, tiene que ser una realidad en el cáncer de mama". Así lo ha manifestado María Antonia Gimón, presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) en el Encuentro "Mujer y estrategias de salud. Salud y Género. Las mujeres en la toma de decisiones de salud", celebrado en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander y que ha contado con la participación de profesionales médicos, expertos en estrategias de salud y mujeres afectadas por la enfermedad, pertenecientes a las 35 asociaciones que conforman FECMA.
"Es fundamental que las mujeres se impliquen en el tratamiento -destacó el doctor José María Borrás, coordinador de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud-, porque aportan a los médicos una visión diferente y activa que promueve el cambio en la relación médico-paciente y mejora los tratamientos, que pueden implicar cirugía, quimioterapia o radioterapia y, además, duran tiempo". El encuentro celebrado en Santander y las actividades que realizan FECMA y sus asociaciones son, desde su punto de vista, "una muestra clara de hacia dónde nos dirigimos y qué tipo de diálogo deben establecer los profesionales con los pacientes".
El hecho de que el debate social del cáncer esté presente en la Universidad, en esta ocasión a través del Encuentro UIMP, es un gran avance, según la presidenta de FECMA. "Sin duda ha sido el lugar idóneo para la puesta en común de la realidad de la enfermedad, en el que profesionales y pacientes han estado en el mismo nivel y sus opiniones han sido escuchadas y tenidas en cuenta por igual", añade María Antonia Gimón.


-La mujer ante la enfermedad
Uno de los aspectos que ha ocupado parte del programa del Encuentro ha sido el relativo al "género" que FECMA considera debe estar presente en las decisiones clínicas. "El cáncer de mama -explica su presidenta- es una enfermedad femenina -sólo el 1 por ciento de los tumores se diagnostica en hombres- y por tanto hay que tenerlo en cuenta de cara a su abordaje. Las mujeres que lo tenemos somos amas de casa trabajadoras, tenemos hijos, pareja, personas a nuestro cargo y en ocasiones es muy difícil afrontarlo todo. Nuestro reto es poder conciliar la vida familiar y social y aprender a vivir con la enfermedad sin tratos de favor, simplemente con una normalización de la situación. Laboralmente es complicado pero desde la Federación luchamos por la equidad".


-La importancia de la detección precoz
Todas las comunidades autónomas llevan a cabo programas de detección precoz del cáncer de mama, cuya instauración, tal como se ha puesto de manifiesto en este Encuentro, está permitiendo diagnosticar la enfermedad de forma temprana y curar a muchas más mujeres cuyos tumores se encuentran en fases iniciales. Se estima que entre el 8 y el 9% de las mujeres desarrollará a lo largo de su vida cáncer de mama, la variedad tumoral con mayor incidencia en el sexo femenino. En el Encuentro de Santander la Federación Española de Cáncer de Mama ha defendido el papel tan relevante que juegan las Campañas de detección precoz promovidas por el Sistema Publico de Salud en la lucha contra el cáncer, y de forma específica en el tumor mamario, "siempre desde la gratuidad, continuadas en el tiempo, con controles de calidad, desarrolladas por personal especializado y evaluadas en sus resultados, incluyendo los índices de participación de la población de riesgo".
Este colectivo, que se constituyó en el año 2000, está consolidado como referente en el apoyo y la ayuda a las mujeres que padecen cáncer de mama y todas las actividades que lleva a cabo tienen, entre otros objetivos, insistir en la decisiva importancia de la detección precoz de la enfermedad, apoyar los esfuerzos vinculados a esta patología en los ámbitos de la sanidad y la investigación y luchar por defender el derecho básico y universal a la salud, sin discriminación por razones de residencia en los métodos de diagnóstico, en los tratamientos, en el acceso universal a las nuevas terapias y en el desarrollo de las estrategias del Sistema Nacional de Salud vinculadas al cáncer.
Como grupo de autoayuda, FECMA atiende a los problemas que sufren las mujeres con cáncer de mama, ya sean de tipo físico, psicológico, social o laboral, prestando especial atención a las secuelas derivadas de la enfermedad. En este sentido, FECMA ha llevado a cabo un estudio sobre las implicaciones laborales del cáncer de mama con el objetivo de llamar la atención sobre la influencia de la enfermedad en algunos casos en el trabajo y en las posibilidades de proyección profesional. Asimismo, la Federación se plantea como objetivos prioritarios la formación, divulgación e investigación en todo lo relacionado directa o indirectamente con el Cáncer de Mama.

No hay comentarios: