martes, 7 de julio de 2009

El Hospìtaln Carlos Haya organiza en Málaga talleres de maquillaje para pacientes en tratamiento por malformaciones vasculares


La Unidad de Láser del Servicio de Dermatología del Hospital Regional Carlos Haya ha organizado una escuela-taller de maquillaje dermatológico corrector dirigido a pacientes que se encuentran en tratamiento por malformaciones vasculares faciales en la Unidad de Láser Dermatológico. Este taller pretende que los pacientes, que se encuentran en tratamiento, aprendan conceptos y técnicas específicas de maquillaje dermatológico que, mediante la aplicación de productos cosméticos, les ayuden a disimular, corregir o camuflar las anomalías que provocan en la cara las malformaciones vasculares faciales.
A este primer taller, que nace con el propósito de mantener su continuidad de forma periódica, asisten 15 pacientes que actualmente están en tratamiento en la unidad.
Una de las pacientes sirve como modelo a una experta en cosmética, sobre la que va detallando cada uno de los productos a utilizar, en qué orden y cuál es su función; el resto de pacientes, al tiempo que van conociendo las técnicas, van consultando sus dudas a la experta.


-Unidad de Láser del Servicio de Dermatología
La Unidad de Láser del Servicio de Dermatología del Hospital Regional de Málaga es referencia para las provincias de Almería, Granada, Jaén y Málaga, y desde su puesta en marcha en marzo de 2007, han sido tratados más de 300 pacientes con malformaciones vasculares cutáneas mediante laser. El abanico de edad de éstos es desde los dos meses, siendo la mayoría -entre el 80 y el 85%- adolescentes y adultos jóvenes.

El tratamiento con láser está indicado en los hemangiomas, en las malformaciones vasculares del recién nacido y en las anomalías vasculares en el adulto, en caso de producir disfuncionalidad o rechazo del esquema corporal. El objetivo del tratamiento con láser es intentar destruir la malformación de forma muy selectiva, evitando el daño del tejido circundante. Es una técnica muy segura, con buenos resultados clínicos, que permite a los pacientes abandonar el hospital por su propio pie e incorporarse a la vida diaria de inmediato.
Los hemangiomas son tumoraciones vasculares benignas, que aunque pueden estar presentes desde el nacimiento (30%), en su mayoría aparecen en las primeras semanas de vida. La localización más frecuente es la cabeza y el cuello (80%), seguida del tronco y extremidades (20%), aunque pueden ocurrir en cualquier localización, incluyendo órganos internos.


Habitualmente se trata de una lesión única, pero también pueden ser múltiples, casos en los que hay que descartar una afectación interna. Durante los primeros meses de vida los hemangiomas crecen y, habitualmente a partir de los 12 meses, involucionan o regresan. Esta ‘desaparición’ puede durar entre 3 y 10 años.
Las malformaciones vasculares son lesiones benignas (no cancerosas), presentes siempre desde el nacimiento, pero que a veces no son visibles hasta semanas o meses después. La incidencia es igual en mujeres que en hombres. Al contrario que los hemangiomas, las malformaciones vasculares no tienen un ciclo de crecimiento y posterior regresión espontánea, sino que persisten para siempre y van creciendo lentamente a lo largo de la vida, a veces en relación con traumatismos, procesos infecciosos, cambios hormonales, etc.

No hay comentarios: