martes, 23 de junio de 2009

Analizan el impacto social, económico y sanitario de las enfermedades crónicas


La Fundación Abbott y la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria organizan durante los días 22 y 23 de junio el IV Encuentro de Farmacia Hospitalaria bajo el título ’Impacto Social, Económico y Sanitario de las Enfermedades Crónicas‘, en el marco de los cursos de verano que convoca cada año la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander.

Actualmente las enfermedades crónicas representan la principal causa de muerte e incapacidad en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe de 2005, atribuye a este tipo de enfermedades más de 35 millones de muertes al año, lo que supone el 60% del total de la mortalidad mundial. Se prevé que en el año 2020 estas enfermedades causen el 73% de las muertes en el mundo y el 60% de la pérdida de salud en la población afectada por esta enfermedad.


Casi el 80% de estas muertes ocurrirán en países en desarrollo y estarán relacionadas con estilos de vida o factores biológicos potencialmente modificables, como pueden ser la hipertensión arterial, los niveles de colesterol y la obesidad. Sus implicaciones sanitarias, sociales y económicas convierten a las enfermedades crónicas en un importante problema de salud pública. Sin embargo, son pocos los recursos dedicados desde la administración al abordaje integral de estas patologías.

Durante dos días, y en varias mesas redondas, especialistas en Medicina y Farmacia han analizado la situación de las enfermedades crónicas en el entramado sanitario y social además de trasladar sus experiencias en el proceso asistencial a este tipo de pacientes.

La primera mesa redonda, bajo el título `Las enfermedades crónicas y su impacto sobre el sistema sanitario´, ha abordado la repercusión tanto social como económica de este tipo de enfermedades así como la gestión integral de las mismas. La mesa, moderada por el presidente de la SEFH, José Luis Poveda Andrés, ha contado con las intervenciones de Joan Escarrabill i Sanglas, responsable del Área de Innovación del Institut d’Estudis de la Salut del Departament de Salut de la Conselleria de Sanitat de la Generalitat de Catalunya; Pablo Lázaro y de Mercado, director de TAISS (Técnicas avanzadas de investigación en Servicios de Salud) y Bernardo Valdivieso Martínez, vicepresidente de la Federación Española de Hospitalización Domiciliaria y director de Calidad del Hospital Universitario La Fe. De Valencia.

En la sesión de la tarde, moderada por Eduardo López Briz, del Servicio de Farmacia del Hospital La Fe de Valencia y codirector del encuentro, el debate se centró en las `Experiencias en la atención a las enfermedades crónicas´. Victoria Ibáñez Cuevas, directora del Centro de Información de Medicamentos y Coordinadora de los Programas de Atención Farmacéutica del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia y Ana Sobrino López, Responsable Nacional del Grupo de Comunicación y Salud de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria del Centro de Salud Dávila (Santander), expusieron sus experiencias y
debatieron sobre el programa de enfermos crónicos en el MICOF de Valencia y sobre la adherencia al tratamiento de los enfermos crónicos.

En el segundo día del curso se ha abordado la `Atención Farmacéutica Institucionalizada´, con especial referencia a la atención a los pacientes crónicos en áreas como la atención primaria, en centros sociosanitarios y en las unidades de pacientes externos. Los profesionales que han participado en esta mesa han sido Juan Peris Martí, del Servicio de Farmacia del Centro Sociosanitario La Cañada. (Valencia), Pedro Chicano Piá, Farmacéutico de Atención Primaria en el Centro de Salud Arteixo (La Coruña) e Isabel Castillo Romera, de la Unidad de Atención Farmacéutica a Pacientes Externos del Servicio de Farmacia del Hospital Gregorio Marañón (Madrid).

Los profesionales asistentes a este IV Encuentro de Farmacia Hospitalaria también han debatido sobre los problemas de intercambiabilidad de medicamentos ( término aplicado a medicamentos no innovadores. Implica que éstos son de calidad y que pueden sustituir terapéuticamente, de forma segura y eficaz, a un medicamento innovador o de referencia) en pacientes crónicos en la Farmacia Hospitalaria. Esta última sesión ha contado con la participación de Olga Delgado Sánchez, del Servicio de Farmacia del Hospital Son Dureta de Palma de Mallorca.

No hay comentarios: