lunes, 25 de mayo de 2009

Uno de cada cuatro fumadores cree que el humo no perjudica a los niños








Uno de cada cuatro fumadores cree que el humo no perjudica a los niños. Aunque declaran estar menos satisfechos con su salud que los que no fuman, un 25% afirma que el humo no produce infarto de miocardio y en el 56% de los hogares se sigue fumando. Sin embargo, la mitad de ellos está a favor de una legislación más severa y el 70% cree que la ley actual ha beneficiado su salud. Estos datos se desprenden de la encuesta realizada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) a 3.984 personas (1.168 fumadores), que han pasado durante los meses de abril y mayo por el centro de salud y que se ha presentado en el marco de la X Semana sin Humo que, bajo el lema “La vida sin humo sabe mejor”, se celebra en toda España desde hoy y hasta el próximo 31 mayo, coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco. En ella participan 2.500 centros de salud de toda España y más de 20.000 profesionales de Atención Primaria.

Para el doctor Xulio Castañal, miembro del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de semFYC y coordinador de la Semana, “resulta sorprendente que pese a toda la información que existe en relación a los efectos nocivos del tabaco para la salud y del riesgo del tabaquismo pasivo, aún existan fumadores que consideren que el humo no es dañino. En el caso de los niños, se estima que 240 de las 6300 muertes al año por exposición al ambiente contaminado por humo de tabaco ocurren en menores de 1 año por síndrome de muerte súbita del lactante. La exposición durante la infancia se ha relacionado además con un riesgo mayor de sufrir enfermedades agudas como bronquitis, neumonías, etc y síntomas respiratorios inespecíficos. El riesgo además aumenta con el grado de exposición. De hecho, los hijos de madres fumadoras ingresan en el hospital un 28% más por bronquitis y neumonía”.

Las patologías que se pueden presentar con más frecuencia en los niños fumadores pasivos son las siguientes: síndrome tabáquico-fetal, síndrome de muerte súbita del lactante, patología digestiva y nutricional, patología otorrinolaringológica, patología de vías respiratorias inferiores, alteración inmunitaria, patología vascular, oncología, alteraciones neurológicas y psicológicas y sociopatía. Hay estudios que demuestran que los adolescentes fumadores tienen mayor tendencia a sufrir estados depresivos que los que no fuman.

En el año 1999 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que las evidencias existentes sobre los perjuicios ocasionados en los niños por el tabaquismo pasivo eran suficientes, concluyendo que la exposición involuntaria y dañina que sufren los niños puede ser considerada como una violación de los derechos humanos.

-Consejos para prevenir el tabaquismo pasivo
En una Guía para el tratamiento del tabaquismo activo y pasivo que distribuye semFYC en todos los centros de salud durante esta semana, se incluyen algunos consejos para prevenir el tabaquismo pasivo:

*Evitar siempre estar expuestos al humo del tabaco en casa, en el coche, en casa de familiares y amigos y en lugares públicos.
*Fumar siempre fuera de casa y, si se hace en una terraza, cerrar completamente la puerta de acceso a la vivienda.
*No existe ningún dispositivo que elimine el humo del tabaco ni los productos tóxicos del ambiente.
*La infancia es la principal perjudicada ya que los niños no pueden evitar voluntariamente la exposición al aire contaminado por el humo del tabaco.
*Siempre que se pueda, escoger ambientes libres de humo cuando se esté fuera del hogar.
*Tan sólo un entorno libre de humo al 100% puede protegerle a usted, a sus hijos y a su familia de los graves problemas que causa el aire contaminado por el humo del tabaco.

-Una reforma para la Ley
Aunque la Ley ha supuesto un cambio en la prevención y control del tabaquismo, la semFYC defiende una reforma de la norma para garantizar que todos los espacios de uso público estén totalmente libres de humo. Como indica el presidente de semFYC, el doctor Luis Aguilera, “la hostelería es el punto débil de la Ley puesto que sólo regula los locales de 100 metros o más, que son sólo el 20% del total. Aunque gran parte de los locales regulados cumplen la ley, únicamente 40.000 de los 350.000 locales de hostelería son totalmente libres de humo o están compartimentados. En el resto, los trabajadores no pueden ejercer su derecho a no respirar humo de tabaco en su lugar de trabajo para preservar su salud. Por eso en este momento es una prioridad la reforma de la ley. Una condición necesaria para proteger a la población frente a la exposición del aire contaminado por el humo del tabaco. Y una medida viable teniendo en cuenta que la legislación sobre espacios libres de humo no tiene efectos económicos negativos; que la población apoya esta legislación y que ya se ha llevado a cabo en otros lugares, por lo que también se puede hacer en nuestro país”.

Otros resultados de la encuesta señalan que la edad media de inicio es a los 17 años, fumando una media de 14 cigarrillos/día, se consume más durante el fin de semana y un 13% declara que se fuma el primer cigarrillo a los 5 minutos de levantarse.

No hay comentarios: