viernes, 29 de mayo de 2009

Un estudio asocia la terapia con dosis bajas de ácido acetilsalicílico con la disminución del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Un estudio publicado recientemente en The American Journal of Medicine relaciona el uso de la terapia con dosis bajas de ácido acetilsalicílico con una disminución estadísticamente significativa del 14% del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en personas previamente sanas. En este análisis del Physician´s Health Study (estudio de prevención primaria que comenzó en 1982), con un seguimiento extendido durante 22 años, se evalúa si el uso de dosis bajas de este fármaco influye en el riesgo de desarrollo de diabetes tipo2.

El Physician´s Health Study (PHS) fue un estudio aleatorizado, con un seguimiento durante los 5 primeros años, doble ciego y controlado con placebo, que investigó los beneficios y riesgos de la terapia con dosis bajas de ácido acetilsalicílico y β-caroteno en la prevención de la enfermedad cardiovascular y la aparición de cáncer en más de 22.000 hombres aparentemente sanos con 5 años de tratamiento. En enero de 1988, el estudio fue prematuramente parado por recomendación unánime del comité externo de evaluación, al observarse una reducción extrema del 44% en la incidencia de un primer infarto en el grupo tratado con ácido acetilsalicílico a dosis bajas (comercializado en España con el nombre de Adiro®). Tras estos datos, los investigadores sustituyeron el placebo por un componente activo del ácido acetilsalicílico para completar el estudio. Se recogió información basal, y en los cuestionarios de seguimiento anuales sobre: historial de diabetes, hipertensión, niveles de colesterol, historial de infarto agudo de miocardio (IAM) así como varios datos relacionados con su estilo de vida y el cumplimiento del tratamiento asignado.

En contraposición, no se observó ninguna relación entre el uso de otros antiinflamatorios no estereoideos y la reducción del riesgo de diabetes de nueva aparición. Una posible explicación en relación con el beneficio objetivado con el uso de ácido acetilsalicílico a dosis bajas, se basaría en cierto efecto antiinflamatorio del mismo, ya que se ha descrito una asociación entre la diabetes y el proceso inflamatorio.

Los autores concluyen: “La elección de cualquier terapia con ácido acetilsalicílico muestra una reducción significativa del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, que podría alcanzar el 14%. La disminución del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 de nueva aparición podría ser añadida a la lista de los beneficios clínicos asociados al ácido acetilsalicílico. Probablemente en el futuro se llevarán a cabo más estudios que sigan investigando esta asociación”.

La diabetes mellitus es una de las enfermedades crónicas con mayor prevalencia, afectando a 2,3 millones de personas en España. Se sabe que los diabéticos presentan un riesgo incrementado cerca de 4 veces de desarrollar enfermedad cardiovascular, por lo que la prevención primaria con ácido acetilsalicílico a bajas dosis se recomienda ya en las guías de práctica clínica de prestigiosas asociaciones médicas como la American Heart Association y la American Diabetes Association.

No hay comentarios: