viernes, 22 de mayo de 2009

Se celebró el IV Foro de Cáncer de Pulmón en Madrid

“Resulta necesario un conocimiento más preciso de las características biológicas específicas del cáncer de pulmón, identificando biomarcadores que permitan la administración de tratamientos más selectivos y también estudiando mejor los mecanismos de resistencia a las diferentes terapias”, señala la Dra. Dolores Isla, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.

El cáncer de pulmón constituye una de las principales causas de muerte en España. Cada año se diagnostican aproximadamente 18.500 nuevos casos de cáncer de pulmón. El carcinoma microcítico representa entre el 12-15% del total de los tumores diagnosticado. “La coordinación hoy en día entre las diferentes especialidades en el abordaje terapéutico del cáncer de pulmón es realmente importante para conseguir un diagnóstico correcto y la integración apropiada de los diferentes tratamientos”, explica la Dra. Isla.

Con el objetivo de presentar las últimas novedades y actualizar los conocimientos en esta neoplasia ha tenido lugar en Madrid el IV Foro de Cáncer de Pulmón bajo el auspicio del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP). En la reunión –en la que participan un número importante de oncólogos y expertos directamente implicados en la atención del paciente con cáncer de pulmón- se ha realizado una revisión de los últimos avances en el diagnóstico y en el abordaje terapéutico de esta neoplasia.

-Nuevos retos en el cáncer de pulmón no microcítico

El cáncer de pulmón es en la actualidad uno de los mayores retos sanitarios principalmente por el elevado número de pacientes que se diagnostican cada año.
Los nuevos retos que se nos presentan en el cáncer de pulmón, según la Dra. Enriqueta Felip, del Servicio de Oncología del Hospital Vall d'Hebron, son “las campañas de prevención (el tabaco es la causa del 85% de los cánceres de pulmón) el diagnóstico precoz, la individualización de los tratamientos en base a factores moleculares / clínicos, la investigación de nuevos tratamientos potencialmente activos, la mejora de los tratamientos de soporte, tanto para minimizar los efectos de los tratamientos oncológicos como para controlar los síntomas de la enfermedad y el control de las toxicidades/ efectos secundarios a largo plazo”.

Asimismo, la Dra. Pilar Garrido, del Servicio de Oncología del Hospital Ramón y Cajal señala que “no debemos olvidar que se trata de una enfermedad prevenible muy ligada al consumo de tabaco y por ello debemos promover y potenciar iniciativas de concienciación social a este respecto. Por otro lado, los avances más recientes están permitiendo incorporar nuevos fármacos, de mecanismo de acción diferente a la quimioterapia clásica”.

En este sentido, la Dra. Garrido explica que “en esa línea también disponemos de tratamientos de soporte que nos permiten ofrecer una mejor calidad de vida a nuestros pacientes en las distintas fases de la enfermedad. No obstante, el mayor desafío está en el desarrollo de tratamientos personalizados basados en las características individuales de cada paciente. En este momento hay mucha investigación centrada en fármacos que actúan contra dianas específicas cuyo mecanismo de acción difiere de la quimioterapia convencional ya que actúan selectivamente contra las células tumorales o las de su entorno”.

Según el Dr. Manuel Dómine del Servicio de Oncología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid “el escenario de un paciente diagnosticado con cáncer de pulmón es hoy mas optimista. En los últimos años se han incorporado nuevos agentes biológicos que han revolucionado el tratamiento del carcinoma no microcítico de pulmón tanto en los estadios iniciales como en la enfermedad avanzada. En la enfermedad localizada se han realizado estudios con nuevas vacunas dirigidas contra antígenos presentes en las células tumorales que se administran tras la cirugía que han mostrado que se puede mejorar el intervalo libre de enfermedad.” Con respecto a la enfermedad avanzada el añadir un agente biológico como el bevacizumab o cetuximab a la quimioterapia convencional ha conseguido un impacto positivo en la supervivencia de estos pacientes.

Asimismo señala el Dr. Dómine que “la selección de pacientes con mutaciones de EGFR o la selección de la quimioterapia convencional basándose en la expresión de genes de reparación están doblando la supervivencia de determinados pacientes”.

-Cambios en el manejo del cáncer microcítico de pulmón

En el cáncer microcítico de pulmón el abordaje terapéutico está determinado básicamente por el grado de extensión del tumor en el momento del diagnóstico (enfermedad localizada o enfermedad extendida) y la situación clínica individual del paciente.

Según explica la Dra. Isla “son pocos los avances que se han conseguido en los últimos 20 años en cáncer microcítico de pulmón, y fundamentalmente se han producido a partir de mejoras en la radioterapia torácica con resultados superiores para su administración concomitante y precoz, y en la radioterapia craneal profiláctica con un beneficio en supervivencia tanto para enfermedad localizada como diseminada”.

“La mayoría de los pacientes van a progresar a la 1ª línea de tratamiento, y desde hace varios años se ha incorporado el fármaco topotecan, ahora disponible también en formulación oral, que ha aportado ventajas en la 2ª línea de tratamiento en términos de supervivencia global, control de síntomas y calidad de vida, siendo en estos momentos el único agente aprobado para esta indicación”, señala.

Asimismo, en los pacientes que progresan al tratamiento inicial, y en aquellos en los que no se considera indicado el retratamiento con el mismo régimen que habían recibido en la 1ª línea de tratamiento, la Dra. Isla comenta que la “terapia de elección es topotecan por ser el único fármaco que ha demostrado beneficios en estudios aleatorizados. Hoy es posible su administración también oral que supone una mayor comodidad para nuestros pacientes junto con una menor carga asistencial por parte de los Servicios de Oncología Médica”, añade la Dra. Isla.

El Dr. Dómine señala que “aunque no ha habido grandes avances en los últimos años, los investigadores de esta enfermedad esperamos que en un futuro no muy lejano las líneas de investigación abiertas en la actualidad nos proporcionen fármacos efectivos que nos permitan mejorar el pronóstico de este tipo de cáncer de pulmón”.

No hay comentarios: