viernes, 29 de mayo de 2009

Más del 50% de los españoles no se vacuna correctamente antes de viajar a países de riesgo

Más de la mitad de los turistas españoles no se vacuna correctamente antes de emprender un viaje a zonas de riesgo como pueden ser los países tropicales o endémicos de África, Asia y Sudamérica, entre otros. “Para evitar peligros sanitarios innecesarios, los viajeros deben consultar con el médico y acudir a uno de los centros de vacunación internacional, al menos, un mes antes de emprender el viaje, ya que algunas vacunas necesitan ese tiempo para ofrecer una total protección”, advierte el doctor Ramón Cisterna, coordinador del Grupo de Estudio de Vacunación en el Adulto (GEsVA) y jefe de Servicio de Microbiología Clínica y Control de la Infección del Hospital de Basurto (Vizcaya).

En opinión de este experto, “uno de los problemas fundamentales de la vacunación en viajeros es que buena parte de estas personas ni siquiera solicitan información antes de partir a un lugar exótico. No obstante, se está observando una mayor sensibilización por parte de la sociedad, aunque todavía es insuficiente. Un aspecto positivo es que en la actualidad muchas agencias de viajes ya proporcionan la información necesaria y recomiendan acudir a los centros sanitarios indicados”.

Asimismo, el doctor Cisterna insiste en la necesidad de acudir a los centros acreditados para recibir un consejo sanitario individualizado en función de la duración de la estancia, de las condiciones sanitarias del país de destino, de la edad y situación clínica del viajero, y del tiempo disponible antes del viaje, entro otros aspectos a tener en cuenta. En cualquier caso, -añade- no se debería escapar ningún viajero de este tipo de inmunización. “No sólo se debe prestar atención a los pacientes de riesgo (mayores, enfermos crónicos, niños…), sino que hay que asesorar a todos con el objetivo de prevenir el mayor número de infecciones adquiridas en países de estancia de vacaciones y reducir las consultas médicas que se realizan al regresar de los viajes”, destaca.
Algunas vacunaciones están sometidas a reglamentación internacional, pudiendo exigirse un certificado internacional de vacunación obligatorio por parte de las autoridades locales del país que se visita. En este grupo se incluye solamente la vacuna contra la fiebre amarilla (enfermedad transmisible a través de un mosquito) en áreas endémicas y para aquellos viajeros procedentes de dichas zonas; así como la vacuna contra la enfermedad meningocócica para los peregrinos que van a La Meca (Arabia Saudí).

-Cada país, una vacunación individualizada
Por su parte, el doctor José Luis Cañada, miembro del GEsVA y coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), explica que hay otra serie de vacunas que son aconsejables para algunos turistas como puede ser la vacuna frente a la hepatitis A en viajeros menores de 35 años que se dirijan a países de alta endemia (África, Asia, Centro y Sudamérica, zona mediterránea y Europa del este); frente a la hepatitis B para aquéllos que vayan a permanecer más de 6 meses en zonas endémicas, trabajadores sanitarios, adictos a drogas por vía parenteral o para los que prevean mantener relaciones sexuales con la población local.
La poliomielitis, la rabia, el tétanos, la fiebre tifoidea y el cólera son otras patologías cuya vacunación tiene que ser valorada por el profesional sanitario dependiendo del riesgo del país de destino. No obstante, a juicio del doctor Cañada, no hay que olvidar otras medidas de quimioprofilaxis para prevenir afecciones como la malaria o paludismo, una enfermedad muy extendida que afecta prácticamente a todos los países tropicales. En la actualidad no se dispone de una vacuna, pero sí hay medicamentos eficaces que se deben tomar antes, durante y después de volver de viaje.

-Las ventajas de un carné vacunal
El protocolo adecuado es acudir directamente a los centros acreditados de Sanidad Exterior, aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que orientarán a cada viajero. Pero, el papel del médico de familia también es importante, ya que en muchas ocasiones “los pacientes acuden a las consultas de su médico solicitando información, por ello estos profesionales deben tener un correcto conocimiento sobre las medidas preventivas de cara a evitar infecciones en un viaje”, según el doctor Cañada, quien insiste en que “se deben aprovechar estas consultas para completar el calendario vacunal del paciente que, en muchos casos, está incompleto”.

Con el objetivo de poder tener constancia de las vacunas administradas, así como de la dosis y la fecha, y evitar las revacunaciones, los expertos proponen contar con un carné de vacunación en el adulto. En opinión del doctor Cisterna, “si cumpliéramos con el calendario, el 95% de las personas que viajan a otros países no necesitarían más vacunas que aquellas muy específicas del lugar de destino”. Los viajes al extranjero son el motivo por el que la cuarta parte de la población se ha vacunado durante la edad adulta, según una encuesta realizada por el GEsVA.

Respecto a la nueva gripe o gripe A (H1N1), los expertos indican que, por el momento, no se recomienda una vacunación de la gripe común antes de viajar a algún país afectado. Sin embargo, desde el GEsVA se insiste en que una vacunación continuada de la gripe estacional –durante varios años- podría proteger parcialmente frente a nuevos virus o mutaciones de la gripe. Actualmente, la recomendación actual de los Organismos Internacionales es que se eviten o se retrasen todos aquellos viajes a Méjico que no sean necesarios.

No hay comentarios: