jueves, 21 de mayo de 2009

Los expertos reclaman medidas urgentes para un diagnóstico precoz del VIH

El informe de conclusiones presentado por la Plataforma VIH en España lo deja bien claro: se necesitan medidas urgentes que favorezcan el diagnóstico precoz del VIH, la eliminación de las barreras que impiden el acceso a las pruebas diagnósticas y la concienciación de la sociedad y del colectivo médico sobre la importancia de normalizar el test de VIH en España. “El diagnóstico precoz de la infección por VIH es una prioridad en España, al igual que toda Europa y en el mundo. Sin diagnóstico, no hay acceso al tratamiento. Y sin diagnóstico, la transmisión de la infección es mayor”, comenta la doctora Teresa Robledo, Secretaria del Plan Nacional sobre el Sida.
Se estima que existen entre 130.000 y 150.000 personas infectadas por el VIH. Sólo en 2008 se diagnosticaron en España 1.283 nuevos casos de sida, con lo que la cifra total de casos notificados en nuestro país se sitúa en 77.231. “Los datos piden medidas urgentes de prevención”, indica Dr. Josep M. Gatell, Coordinador de la Red Española de Investigación en Sida (RIS) y miembro de la Plataforma.
VIH/Sida, una enfermedad ya cronificada pero aún tabú y en expansión
Si la ciencia ha permitido que los medicamentos puedan cronificar la enfermedad hasta el punto de que ser seropositivo ya no tiene por qué ser mortal, la falta de concienciación y prevención, sin embargo, están extendiendo el VIH a un ritmo alarmante. El informe de conclusiones destaca, entre otras cosas, las principales barreras del sistema sanitario, entre las que se encuentra la falta de tiempo para abordar temas tan delicados como la vida sexual de una persona y la falta de motivación de los profesionales, influenciada por la escasa formación recibida en relación al VIH tanto desde el punto de vista clínico como de comunicación profesional-paciente. Asimismo, puede considerarse una barrera importante la prioridad de la atención de los infectados frente a la prevención de la infección.
Por otro lado, aunque existen muchos logros en materia de confidencialidad, consentimiento informado y consejo, promovidos por la OMS, al paciente todavía le cuesta hablar de su vida sexual con su médico y no solicita las pruebas de VIH. “Mejorando la formación de los profesionales y normalizando la prueba del VIH se puede mejorar la sensibilización de los médicos hacia la importancia y trascendencia de realizar el diagnóstico lo más precoz posible”, indica el doctor Jorge Del Romero, vicepresidente de la Fundación FIT (Formación e Información sobre Tratamientos en VIH/Sida) y director del Centro Sanitario Sandoval, una clínica de infecciones de transmisión sexual de la Comunidad de Madrid.

Además, algunos grupos tienen especial dificultad, como es el caso de los inmigrantes. El difícil acceso al sistema sanitario, el miedo a la exclusión social o las dificultades de idioma o económicas son sus principales barreras. Asimismo, la sensación de inmunidad e impunidad de los adolescentes dificulta aún más el abordaje de esta enfermedad. “También influye que, cuando los jóvenes acuden al médico, lo hacen normalmente acompañados de sus padres, lo que les impide hablar libremente de su vida sexual o sus posibilidades de riesgo”, añade el doctor Zulaika, presidente de SEISIDA, organizadora del Congreso.
El desconocimiento, el principal motor de expansión del VIH
Todo ello repercute directamente en el desconocimiento por parte de la población de su estado serológico: un 30% de los infectados no son conscientes de que lo están. En Ministerio de Sanidad y Política Social estima que la tasa de transmisión es 3,5 veces mayor entre los que desconocen su estado serológico que entre los ya diagnosticados. Algunos estudios indican que el 25% de los infectados que desconoce su estado serológico es responsable del 54% de las nuevas infecciones.
La detección de las personas infectadas con VIH que desconocen su estado, lo que se ha llamado “la epidemia oculta”, se ha convertido en una prioridad para los responsables del control del VIH en todo el mundo. En España, el diagnóstico y tratamiento de la infección por VIH es totalmente gratuito para toda la población, y además se realiza con total garantía de confidencialidad. Aquellas personas que deseen realizarse la prueba de forma anónima pueden acudir a centros que la hacen de esta forma. Incluso en algunas CCAA existen farmacias y programas específicos donde se les puede realizar la prueba también de forma totalmente anónima.

-Sobre “VIH en España: Juntos para un diagnóstico precoz”
La Conferencia “VIH en España 2009: Juntos para un diagnóstico precoz” reunió a los principales profesionales sanitarios, asociaciones de pacientes, ONG y autoridades políticas implicadas en el abordaje del VIH en nuestro país con la finalidad de sensibilizar y concienciar a la población y al personal sanitario de la necesidad de un diagnóstico precoz. La Conferencia seguía los pasos de la iniciativa celebrada el 26 y 27 de noviembre de 2007 en Bruselas donde, bajo el lema “HIV in Europe 2007: Working Together for Optimal Testing and Earlier Care”, se reunieron los mayores profesionales Europeos en este área. Tras el éxito de la Conferencia celebrada el pasado 20 de enero en Madrid, en 2009 se ha procedido a la creación de la Plataforma “VIH en España: Juntos para un diagnóstico precoz”, cuyo objetivo es seguir promoviendo acciones dirigidas a la detección precoz de del VIH y la concienciación social frente a la enfermedad.
El Comité de Expertos de la iniciativa está formado por Teresa Robledo, Secretaria del Plan Nacional Sobre el Sida, Ministerio de Sanidad y Política Social; Josep M. Gatell, Coordinador de la Red Española de Investigación en Sida (RIS); Daniel Zulaica, Presidente de la Sociedad Española Interdisciplinar del Sida (SEISIDA); Jorge Del Romero, Coordinador del Centro Sanitario Sandoval de la Comunidad de Madrid y Vicepresidente de la Fundación para la Formación e Información sobre Tratamientos en el ámbito del VIH (FIT); Bonaventura Clotet, Jefe de la Unidad de Sida del Hospital Universitario Germans Trias I Pujol de Badalona; Santiago Moreno, Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid; Federico Pulido, Presidente de GESIDA y Médico Adjunto de la Unidad VIH del Hospital Doce de Octubre; Ferrán Pujol, Director de Hispanosida; José Fernández-Quero, Gerente de CESIDA; Antonio Antela, Vicepresidente de SEISIDA y Mercedes Díez, Plan Nacional sobre el Sida.

No hay comentarios: