viernes, 29 de mayo de 2009

Las claves para asegurar una gestión sanitaria de calidad

La gestión sanitaria tiene por objetivo mejorar la utilización de los recursos y la capacidad de prestar unos servicios de mayor calidad e impacto, atendiendo a los requisitos y satisfacción de los usuarios. Por ello, y con el objetivo de describir la situación actual en materia de organización asistencial en los centros sanitarios, mostrar los modelos de innovación organizativa que han sido evaluados positivamente, e invitar a una reflexión común acerca de adónde deben dirigirse los centros sanitarios en relación a sus ofertas asistenciales, se ha celebrado la I Jornada de Gestión Sanitaria. El futuro en la Gestión Sanitaria, en Antequera (Málaga), con la colaboración de Novartis.

Esta iniciativa va principalmente dirigida a los directivos de centros sanitarios, jefes de servicios y responsables organizativos, a quienes se ofrecerán “en una sola jornada, las diferentes visiones por parte de los profesionales, los ciudadanos y los expertos en torno a este tema. Y es que, todas estas reflexiones permiten realizar un análisis sobre el futuro de las modalidades de atención sanitaria”, señala el Dr. José Antonio Trujillo Ruiz, director médico del Hospital Regional Universitario Carlos Haya, en Málaga.

En este sentido, “las opciones asistenciales que se utilizan en la actualidad son la hospitalización clásica, las consultas externas, la cirugía mayor ambulatoria y los hospitales de día”, continúa el especialista. Así, para asegurar una gestión sanitaria de calidad, es necesario mejorar estas opciones asistenciales y para ello sería adecuado “alcanzar una alta resolución, y ofrecer al paciente las opciones de una hospitalización domiciliaria y una cirugía mínimamente invasiva”.
-La importancia del liderazgo a la hora de alcanzar una gestión sanitaria eficaz

Las transformaciones del contexto socioeconómico y laboral en nuestro país han repercutido considerablemente en la aparición de nuevas fórmulas de gestión, en las que cuestiones como las vías para afrontar el envejecimiento de la población, las ventajas y retos que suponen las nuevas tecnologías o la conveniencia de formar ciudadanos con más capacidad de autocuidado y más autonomía en la toma de decisiones se han convertido en algunas de las principales preocupaciones. Por ello, y con motivo de la I Jornada de Gestión Sanitaria se analiza el Clima Emocional de los profesionales, que permite considerar las relaciones de cohesión, conflictos y comunicación o empatía que existen en el equipo de trabajo. Asimismo, este campo ofrece la posibilidad de evaluar la sinergia que se emplea para mantener las relaciones entre las personas de un equipo de profesionales sanitarios, para un mayor entendimiento entre los mismos, mejorando así las capacidades de gestión sanitaria.

Por otra parte, tal y como afirma el Sr. Javier Imbroda, entrenador de la ACB y ex-seleccionador nacional de baloncesto, la relevancia de este encuentro radica en la importancia del liderazgo a la hora de alcanzar una gestión sanitaria eficaz. Esto se debe a que “el liderazgo, conseguido a través de la convicción y no de la imposición, genera objetivos dentro de los cuales se enmarcan las acciones de los trabajadores y por los que éstos luchan”.

En este sentido, uno de los objetivos principales es “incitar a la reflexión acerca de los comportamientos humanos en las dinámicas de grupo y humanizar la gestión sanitaria”, afirma el Sr. Imbroda. Sin embargo, para alcanzar estos objetivos, “no existen unas técnicas concretas, ya que éstas varían dependiendo del deseo de mejorar, de crecer y de la predisposición personal”, señala el Sr. Imbroda.

Por otra parte, queda patente que aquel que ejerza el liderazgo deberá “poseer habilidades tanto desde un punto de vista técnico como unas cualidades personales que debe saber manejar y desarrollar”. Pero, para que el trabajo en equipo sea efectivo, es necesario concienciar a los niños desde que éstos son muy pequeños, y es que “los niños tienen que acostumbrarse a formar parte de equipos y saber que tienen que relacionarse y que no están solos en el mundo. Para ello hay que trabajar este perfil desde edades tempranas”, concluye el Sr. Imbroda.

No hay comentarios: