miércoles, 20 de mayo de 2009

La nueva generación de anticoagulantes y los resultados recientes de estudios con antihipertensivos

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en el mundo desarrollado y suelen traer consigo una enorme carga de cronicidad. Numerosas estimaciones señalan que, en torno a 2020, estas patologías constituirán la mayor causa de incapacidad en todo el mundo. Con el objetivo de prevenirlas, las sociedades científicas recomiendan realizar un abordaje integral del paciente y un adecuado control de sus factores de riesgo, entre los que destaca la hipertensión arterial.

Con el objetivo de intercambiar ideas y experiencias clínicas en el campo de la insuficiencia cardiaca, la cardiopatía isquémica y la hipertensión arterial, se ha celebrado el VI Simposio ‘Amaneceres en Cardiología’, en el Hospital St George’s, de la Universidad de Londres. Organizado por la Sección de Hipertensión Arterial de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y patrocinado por Boehringer Ingelheim, en línea con su compromiso de aportar valor a los médicos a través de fármacos innovadores y de alto valor terapéutico que mejoren la calidad de vida de los pacientes. La reunión ha abordado los temas de mayor actualidad y ha contado con ponentes del más alto nivel científico.

“Si bien es cierto que España y Reino Unido utilizan guías de tratamiento muy similares en el ámbito de las enfermedades cardiovasculares, hay interesantes diferencias en la organización de la atención primaria y del ámbito especializado”, destaca el profesor Juan Carlos Kaski, director del Centro de Investigación de Biología Cardiovascular del Hospital St George’s y coordinador de la reunión junto con los doctores José Ramón González Juanatey, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, y Vicente Bertomeu, presidente de la Sección de Hipertensión Arterial de la SEC.

Según la presidenta de la SEC, la doctora María Jesús Salvador, es muy importante ampliar fronteras en todos los ámbitos, pero muy especialmente en el de la medicina: “Cuanto más intercambio de conocimientos y experiencias haya entre profesionales, más ricos serán éstos desde el punto de vista clínico”. De todo el programa, la experta ha destacado el “importante papel” que desempeñarán los nuevos anticoagulantes. “Estos fármacos amplían el margen de seguridad en el paciente dado que requieren menos controles que los anticoagulantes convencionales y además tienen menor interferencia con los alimentos”, añade.

Precisamente, las perspectivas futuras de la anticoagulación y de los nuevos anticoagulantes en la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares constituye uno de los asuntos analizados en el VI Simposio ‘Amaneceres en Cardiología’. Según el Profesor Vicente Vicente, jefe del Servicio de Hematología y Oncología Médica del Hospital Universitario Morales Meseguer (Murcia), “el desarrollo de fármacos con una incidencia específica sobre el sistema hemostático, como es el caso de la acción antitrombina de dabigatrán etexilato, mejorará considerablemente los resultados conseguidos hasta la fecha con los anticoagulantes orales clásicos”, explica.

-Compromiso con la investigación
En este contexto, Boehringer Ingelheim ha finalizado el estudio RE-LY, sobre prevención de ictus en fibrilación auricular de origen no valvular, cuyos resultados serán presentados en el próximo Congreso Europeo de Cardiología, que tendrá lugar en Barcelona del 29 de agosto al 2 de septiembre. Esta investigación “podría aportar datos muy relevantes del papel de dabigatrán etexilato en la profilaxis de eventos tromboembólicos en pacientes con fibrilación auricular”, señala el Profesor Vicente. Los detalles del diseño del estudio, que se contrapone a la terapia convencional con warfarina, han sido recientemente publicados en la revista ‘American Heart Journal’ (Am Heart J 2009; 157: 805-810).

El estudio RE-LY forma parte de un amplio programa de ensayos clínicos con dabigatrán etexilato (programa REVOLUTION) para las indicaciones: prevención de episodios cardíacos en pacientes con síndrome coronario agudo, prevención del ictus por fibrilación auricular de origen no valvular, tratamiento del tromboembolismo venoso (TEV), prevención secundaria del TEV y prevención primaria del TEV tras artroplastia total de cadera y rodilla programada (sólo esta última indicación está aprobada y comercializada en España, el resto de indicaciones están en fase de investigación clínica, por lo que no están autorizadas).

Otro de los temas destacados de la reunión se refiere a las perspectivas del tratamiento preventivo de eventos cardiovasculares en pacientes de alto riesgo. La protección cardiovascular en pacientes que han sufrido un episodio cardiovascular adverso es uno de los principales objetivos de su tratamiento, dado que alrededor de uno de cada cinco fallece, sufre un infarto no mortal o un accidente cerebrovascular en los siguientes cinco años. Los resultados del estudio ONTARGET revelaron que el tratamiento con telmisartán en pacientes de alto riesgo podría reducir hasta un 20% el número de infartos de miocardio e ictus, acompañado además de una excelente tolerabilidad3 (indicación pendiente de aprobación).

No hay comentarios: