jueves, 28 de mayo de 2009

La medicina interna española se posiciona en el nivel científico más alto a nivel europeo

¿Cuáles son los retos y las oportunidades a las que se enfrenta la especialidad de medicina interna en el presente y en el futuro? Esta será una de las principales cuestiones que se analizarán en el marco del VIII Congreso de la Federación Europea de Medicina Interna (EFIM, en sus siglas en inglés), que une a alrededor de 1.500 especialistas entre los días 27 y 30 en Estambul.

Para el doctor Ramón Pujol, presidente electo de la EFIM, “el reto más importante de la medicina interna (especialidad que se basa en el buen hacer clínico y no en la tecnología) es el saber adaptarse a la nueva realidad marcada por la superespecialización sinfín de la mano de la tecnificación de la medicina. Debemos mostrar a la sociedad en general y a la comunidad científica en particular que los avances técnicos no están reñidos con la formación de base clínica de un buen especialista”.

Y es que, la medicina interna juega en la actualidad un papel crucial en un mundo caracterizado “por la fragmentación de la asistencia, la mayor prevalencia de enfermedades crónicas que se presentan asociadas, con un elevado número de fármacos y de interacciones medicamentosas, las enfermedades emergentes, la escasez de profesionales y las futuras restricciones económicas en los países occidentales”, afirma el Dr. Javier García Alegría, vicepresidente primero de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Por ello, “la flexibilidad y polivalencia de la medicina interna, la capacidad de coordinación de cuidados, la innovación con nuevas fórmulas asistenciales y la evaluación integral del paciente la sitúan en un panorama favorecedor”, señala el especialista.

Precisamente, con el objetivo de conocer mejor las particularidades actuales de esta especialidad dependiendo del continente o país, se celebra en el marco de este Congreso Europeo, el World Day of Internal Medicine, que para el Dr. García Alegría, “supone una iniciativa interesante que da valor a la especialidad, y a su vez permite poner de relevancia el papel de la especialidad de medicina interna en los tiempos actuales, marcados por el envejecimiento, la eficiencia y el trabajo multidisciplinario”.

-Particularidades propias de la medicina interna española

Como particularidades propias de la medicina interna española, el doctor Pujol destaca las siguientes: se trata de una especialidad eminentemente hospitalaria a diferencia de otros países en que la práctica clínica se desarrolla, también, en atención primaria; la formación de la especialidad dura más tiempo que en algunos países, lo que permite la creación de internistas generales “todo terreno”, sólidos, y con capacidad clínica para abarcar la mayoría de procesos de la práctica general; está inmersa en un sistema público de salud de cobertura universal con todo lo que ello supone; la “subespecialización” de la medicina interna en áreas de capacitación aunque no oficialmente desarrolladas, si que en la práctica existentes, ha permitido ser más experto en una determinada área sin perder la base general de la medicina interna. Por último destacar que la peculiar capacidad de adaptación de los internistas españoles a las nuevas necesidades (envejecimiento, inmigración, urgencias, organización nueva de los hospitales,...) ha demostrado una versatilidad importante de estos profesionales, con la consiguiente eficiencia.

Del mismo modo, el comité organizador de la Reunión ha querido potenciar el protagonismo de los internistas jóvenes. “Involucrar a los jóvenes resulta clave, al menos en nuestro país, en donde estamos en pleno cambio generacional. Quienes inauguramos los modernos hospitales hace más de 30 años vamos a jubilarnos en los próximos diez y todo apunta que el proceso no será fluido por los cambios socio-culturales, demográficos y organizativos que se han producido en estos años”, señala el doctor Pujol.

El programa cubre una amplia variedad de temas con la participación de expertos de varios países. Entre los temas de actualidad que se abordarán cabe destacar entre otros, las infecciones emergentes, la diabetes mellitus, el uso de fármacos biológicos en enfermedades inflamatorias, el anciano en medicina interna, diversos procesos cardiovasculares o la enfermedad de Behçet.

-España será por primera vez sede del Congreso Europeo en 2012

Madrid, candidatura presentada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), será la sede del 11º Congreso de la Federación Europea, “lo que supone una gran satisfacción y un gran reto para demostrar nuestras capacidades. Tengo la seguridad de que Madrid-2012 será el mejor Congreso de medicina interna hasta esa fecha”, subraya el doctor Pujol.

La elección de Madrid es reflejo del cada vez mayor peso de la medicina interna española a nivel europeo y mundial. Esta consideración viene motivada en parte por “el elevado número de miembros que forman parte de la SEMI, que ya alcanza los 4.000, el alto número de residentes en formación, el papel y el impacto de los 14 grupos de trabajo de la Sociedad, la alta participación en los Congresos europeos, el creciente número de trabajos científicos publicados, y recientemente, el nombramiento del Dr. Ramón Pujol como presidente de la EFIM”, indica el Dr. García Alegría.

“La medicina interna española ha aumentado su valor en medios internacionales debido, por una parte, al incremento progresivo de la investigación, que ha generado una mejora ostensible de la producción científica; y por otra a la gran participación de los internistas españoles en los congresos europeos. Tampoco debe olvidarse que la movilidad creciente de profesionales, médicos internistas entre ellos, ha permitido que internistas bien formados sean conocidos en otros países de Europa”, señala el doctor Pujol.

En este contexto, la Sociedad Española de Medicina Interna ha jugado un papel clave para posicionar a la medicina interna española en los niveles más altos. Para el doctor Pujol, la SEMI ha sido una sociedad dinamizadora de la investigación clínica a través de sus grupos de trabajo “que creo que son de los de mayor nivel europeo y, de hecho, algunas de sus actividades son envidia de colegas de otras latitudes”. Hay que decir que aparte de la creatividad e iniciativa de sus dirigentes ha sido cada vez más el número de excelentes profesionales que se han involucrado así como los beneficios científicos obtenidos y cuyos resultados han permitido mejorar la imagen internacional de nuestra especialidad”.

“En definitiva, la elección de Madrid como sede del 11º Congreso Internacional de la EFIM en Madrid supone un importante reconocimiento internacional a la labor realizada por la Sociedad Española de Medicina Interna”, concluye el doctor Pujol.

No hay comentarios: