jueves, 28 de mayo de 2009

La investigación centra parte de los esfuerzos en encontrar terapias neuroprotectoras en el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple (EM), el Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CEM-Cat), una de las unidades de referencia en Europa de esta enfermedad degenerativa, ha presentado a los medios de comunicación sus infraestructuras y sus objetivos a corto plazo, y ha anunciado que en el plazo de un año dispondrá, en el recinto del Hospital Universitario Valle de Hebrón de Barcelona, un edificio propio donde desarrollar sus tareas clínicas e investigadoras. Los objetivos del CEM-Cat son gestionar actividades de asistencia y tratamiento, investigación, docencia y divulgación.

En opinión del Dr. Xavier Montalbán, responsable de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Valle de Hebrón y Director del CEM-Cat, la puesta en marcha de este tipo de centros, en los que actualmente desarrollan su labor más de 60 profesionales multidisciplinares relacionados con la salud, y que tiene capacidad para hacer más de 7.000 visitas y para administrar más de 2.000 tratamientos endovenosos anuales, debe redundar positivamente en el tratamiento futuro de la Esclerosis Múltiple.

Sobre este particular, el Dr. Montalbán reconoce que “queda mucho camino por recorrer, pero actualmente se está trabajando en dos vías fundamentales, por un lado mejorar el confort de los pacientes en relación al tratamiento con estos fármacos, bien reduciendo la frecuencia de administración bien a través del desarrollo de fármacos orales, y por otro aumentar los niveles de eficacia obtenidos hasta el momento”.

Este experto considera que el siguiente paso en el tratamiento de la EM debería orientarse a la consecución de tratamientos neuroprotectores, “que impidan la aparición de nuevos brotes, y que luego deberían culminar en la aplicación de terapias neurorregenerativas”. Pero mientras tanto, el Dr. Montalbán afirma que el desarrollo de los nuevos anticuerpos monoclonales, como natalizumab, están ofreciendo un resultado más que positivo, con una reducción de brotes que puede superar el 70% de los casos.


-Investigación clínica

En este sentido, el Dr. Montalbán asegura que el trabajo del CEM-Cat es una clara demostración de que la investigación que se realiza en España en el campo de la Esclerosis Múltiple se sitúa a nivel europeo, “especialmente en el terreno clínico”, afirma, “si bien obviamente todavía existen muchos aspectos mejorables, como sería el caso de la proyección e impacto real de dicha investigación. Queda por mejorar nuestra representatividad y producción en cuanto se refiere a la investigación más básica en EM, aunque se han llevado a cabo grandes avances en los últimos años”.

Para conseguir este objetivo esencial, el Dr. Xavier Montalbán asegura que se ha dotado al CEM-Cat de un sistema de funcionamiento interdisciplinar, mediante el cual se abarcan profesionales del ámbito médico y socio-sanitario, con un soporte de gestión, amén de personal de investigación básica. “En el plano asistencial”, especifica, “se dispone de personal de enfermería, neurólogos, auxiliares de clínica, y un grupo de terapeutas formado por fisioterapeutas, logopedas y terapeutas ocupacionales; dos psicólogos prestan atención neuropsicológica y emocional, y un trabajador social colabora en la resolución de los problemas en actividades y participación social derivados de la condición de discapacidad”.

-Novedades en el tratamiento

Los expertos del CEM-Cat recuerdan que la aparición del interferón supuso un punto de inflexión en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple, fármaco que sigue utilizándose con éxito. “Pero la llegada de natalizumab por vía parenteral ha ampliado nuestras posibilidades de controlar los brotes de estos pacientes. Ahora, el objetivo también se centra en conseguir, en los próximos meses, nuevos fármacos administrados por vía oral, lo que facilitaría el cumplimiento. De cualquier forma, los nuevos fármacos orales deberán mostrar que son tan seguros como el interferón, el acetato de glatiramero y los anticuerpos monoclonales”.

“Lo que debe abordarse con la máxima prudencia”, asegura el Dr. Montalbán, “son las terapias celulares. Todavía queda un largo camino hasta que seamos capaces de convertir estas técnicas en opciones terapéuticas factibles. Mientras tanto, recomiendo a todo paciente con EM, que desconfíe de quien en este momento le prometa resultados positivos con células madre. La remielinización es un objetivo difícil de conseguir, pero la aplicación de distintos grados de maduración de células madre hasta llegar a crear oligodendrocitos sí puede resultar una opción asequible, pero ese es un objetivo a largo plazo”.

-Neurorrehabilitación

Un aspecto fundamental en el abordaje del paciente con Esclerosis Múltiple es la neurorrehabilitación. En opinión del Dr. Jaume Sastre-Garriga, subdirector del CEM-Cat este es un proceso educativo que tiene como objetivo aumentar la capacidad, participación y autonomía del paciente, y mejorar la independencia funcional y la calidad de vida de las personas con discapacidad y restricciones en sus actividades y limitaciones en su participación social. Las actividades de neurorrehabilitación del CEM-Cat llegan a más de 1000 personas anualmente, con un total de 12000 estancias en régimen de día.

“En un plano más biológico, afirma el Dr. Sastre, la neurorrehabilitación intentará inducir cambios neuroplásticos en el sistema nervioso central de las personas afectadas y en un plano más psicosocial tiene por objetivo mejorar el nivel de adaptación de la persona a su entorno”.

Siguiendo esta misma línea argumental, el Dr. Sastre confirma la importancia de un abordaje multidisciplinar en el tratamiento de la EM, ya que cualquiera de estos pacientes, “o con cualquier discapacidad neurológica progresiva, suele tener afectación en diferentes esferas. Los enfoques unidisciplinares son por tanto insuficientes, y en muchas ocasiones no pueden llegar a mejorar ni tan solo el área concreta de patología que es su foco, dado lo intrincado del complejo sintomático. Por ello, el enfoque multi o interdisciplinar (en el que la unidad de medida es la persona y sus dificultades y no la especialidad médica o terapéutica o incluso su conjunto) es, pues, la única opción con posibilidades de éxito terapéutico”.

El Dr. Jaume Sastre insiste en que son múltiples las dificultades con las que se encuentra un paciente con EM en su vida diaria, por lo que el abordaje de su patología debe ser altamente individualizado. “Es importante destacar dos aspectos que a menudo quedan fuera del campo de visión y que es necesario resaltar. En primer lugar todos los problemas derivados de las alteraciones cognitivas que estas personas pueden presentar; esto es importante ya que hasta hace poco esta afectación no se reconocía en su justa medida y porque el foco es siempre mayor hacia las discapacidades de tipo físico. En segundo lugar todas las dificultades derivadas de la escasez de adaptaciones urbanas, ya que parte de la restricción de actividades y limitación en la participación la está causando una pobre adaptación del entorno”.

-Reinserción en el mundo laboral

En este sentido, han sido esenciales las declaraciones que ha ofrecido la Sra. Rosa Mª Estrany, presidenta de la Fundación Esclerosis Múltiple (FEM), y presidenta del Consejo Rector del CEM-Cat, quien ha recordado que la FEM ha puesto en marcha programas de formación muy ambiciosos orientados a reinsertar al paciente con Escleros is Múltiple en el mundo laboral. “Lógicamente”, especifica Rosa Mª Estrany, “es difícil que un paciente vuelva a conducir un transporte público o que desarrolle cualquier otra labor de riesgo, pero sí puede encontrar un puesto de trabajo que se ajuste a su nueva capacitación. En la FEM trabajamos en este área y pedimos a los empresarios que tengan muy en cuenta a este tipo de profesionales”.

No hay comentarios: