miércoles, 20 de mayo de 2009

La industria farmacéutica reclama un reconocimiento a su labor productora y colaboración por parte las Administraciones

La crisis económica también llega a la fabricación farmacéutica. Para profundizar en esta problemática, representantes del ámbito empresarial, industria farmacéutica, administraciones y sindicatos, se han dado cita hoy en Madrid, en el ‘I Foro de la Fabricación Farmacéutica’.

Los expertos reunidos en este acto coincidieron en subrayar que la actividad de fabricación que la industria farmacéutica tiene en España no está suficientemente reconocida. Sin embargo, esta producción, al igual que cualquier otro sector de fabricación, tiene dificultades relacionadas con su actividad, como la legalización de sus instalaciones, los trámites de exportación de sus medicamentos e importación de materias primas, la búsqueda de mano de obra cualificada y el aumento de los costes de la energía, entre otros.

Los principales objetivos de este encuentro han sido analizar la situación de amenaza que, para la producción farmacéutica en España, supone la deslocalización; proponer nuevas fórmulas para aumentar la competitividad, así como debatir acerca de los problemas de calidad y coste en los suministros de energía eléctrica.

Con este acto se ha pretendido abordar la rigidez del convenio colectivo de la industria química —que no contempla la productividad— o la disparidad en la aplicación de la normativa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) en las Comunidades autónomas.

Asimismo, se han tratado otros temas de máxima importancia para el sector de la producción farmacéutica: las complicaciones burocráticas y sobrecostes administrativos en los procesos de exportación o la lentitud de respuesta de la Administración central en la tramitación de expedientes farmacéuticos.

La apertura de la jornada estuvo a cargo de Javier Beitia, presidente de AICA; Juan López-Belmonte, vocal del Pleno de la Cámara Oficinal de Comercio e Industria de Madrid y presidente de Laboratorios Farmacéuticos Rovi; y Juan Carlos Pérez, concejal de Medio Ambiente, Comercio, Industria y Empleo del Ayuntamiento de Alcobendas. Todos ellos dieron su punto de vista sobre el papel de la industria de fabricación farmacéutica en la economía de la Comunidad autónoma de Madrid.

En este sentido, han resaltado que la Comunidad de Madrid es la primera región española en producción farmacéutica, con 162 empresas. Además, en Madrid tienen presencia el 44% de los laboratorios con representación en España, que facturan el 52% y exportan el 36% del conjunto nacional.

A continuación, el director técnico de Farmaindustria, Emili Esteve, explicó a los asistentes el proceso de producción de un medicamento, recalcando que la industria farmacéutica es un sector “muy reglamentado”, por lo que necesita una asociación empresarial “que aproxime los intereses de la industria farmacéutica hacia el organismo regulador”.

Por otro lado, Jaime Gil Gregorio, director de Operaciones de Schering Plough, y Eloína del Valle, directora de Operaciones de GSK, han expuesto los factores que dificultan la competitividad de una fábrica farmacéutica en España.

Para Jaime Gil, el futuro de la producción farmacéutica pasa por focalizar la actividad en el servicio al cliente, caminar hacia la “excelencia operacional” y, paralelamente, “crear un entorno nacional atractivo y estable que atraiga inversiones”.

En la misma línea, Eloína del Valle, ha recalcado que la clave para mejorar la competitividad está en conocer las necesidades de las partes implicadas y simplificar el trabajo, agilizar y estandarizar los procesos, mantener las subvenciones a la inversión, promover una mayor rapidez en la aprobación de los cambios e implantar nuevas tecnologías.

-Libro Blanco
La clausura de esta jornada estuvo a cargo de Yves Billiet-Prades, presidente de la Comisión de Industria de la Asociación de Empresarios de Alcobendas (AICA), que, en su discurso, ha instado a las Administraciones, laboratorios farmacéuticos y sindicatos a colaborar en la creación de un ‘Libro Blanco sobre la fabricación farmacéutica’.

En opinión de Billiet-Prades, la industria productora farmacéutica es un sector que pasa desapercibido y, sin embargo, “supone una importante contribución a la economía española en lo que respecta a la generación de empleo y fomento de las exportaciones”.

En otro momento de su intervención dijo que, ahora, “la producción farmacéutica está asociada a una ‘fabricación de lujo’ y no es así. La industria productora farmacéutica tiene que hacer frente a numerosas dificultades y, además, para mantener su competitividad, en muchas ocasiones se ve forzada a bajar los costes, manteniendo siempre los mismos estándares de calidad y seguridad. Por ello —añadió— es necesario un documento en el que colaboremos empresarios, laboratorios farmacéuticos, administraciones y sindicatos, con el fin de poner sobre la mesa las necesidades y carencias a las que se enfrenta este sector”.

No hay comentarios: