jueves, 21 de mayo de 2009

La Fundación Abbott pone en marcha la primera cátedra en Economía de los medicamentos

La Fundación Abbott ha firmado un convenio de colaboración con la Universidad Carlos III para crear la Cátedra de Economía de los Medicamentos. Esta nueva cátedra tiene como principal objetivo promover y desarrollar la educación de postgrado y la investigación en el ámbito de las ciencias sociales aplicadas a la asistencia sanitaria y los medicamentos.

El profesor Daniel Peña, Rector de la Universidad Carlos III de Madrid, ha señalado la importancia de este acuerdo que tiene como misión la formación de los investigadores universitarios en un tema capital en las sociedades modernas: “El buen funcionamiento de nuestro sistema sanitario pasa, necesariamente, por un completísimo conocimiento de todas las facetas de los medicamentos y de su utilización, y el aspecto económico es una de ellas”.

El Doctor Félix Lobo, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Carlos III, y director de esta cátedra, ha destacado la importancia económica de los medicamentos haciendo hincapié en que éstos requieren estudios detallados tanto desde el punto de vista macroeconómico como desde la perspectiva microeconómica. “La magnitud y evolución del gasto farmacéutico o la ntervención de los precios por parte de los estados siempre están de actualidad”, ha manifestado Lobo, quien también ha señalado que las técnicas de evaluación económica de los medicamentos se utilizan cada vez más por parte de las empresas y las administraciones públicas, y ha anunciado que en el último trimestre de 2009 se celebrará una jornada bajo el título: Cátedra Fundación Abbott en Economía de los Medicamentos. En esta jornada, declara Lobo “se abordarán diversos temas entre los que se barajan el modelo canadiense de evaluación de medicamentos, la comparación entre sistemas de evaluación de medicamentos de algunos países europeos y las fórmulas de riesgo compartido entre financiador y suministrador de medicamentos”.

Marisa Poncela, directora general de la Fundación Abbott, ha declarado que esta nueva Cátedra es novedosa y ambiciosa en su concepción ya que “pretende ir más allá de la pura farmacoeconomía, un concepto que tendrá cada vez más valor en el mercado farmacéutico”. Además ha señalado que, a través de esta cátedra, la Fundación Abbott quiere aportar nuevos elementos para que España sea pionera en el uso de estas herramientas para la toma de decisiones: “A través de ella, la Fundación Abbott y la Universidad Carlos III quieren colaborar en la preparación de los profesionales del sector (médicos, farmacéuticos y economistas) para que se enfrenten con más garantías a los retos éticos, tecnológicos y asistenciales que les planteará el ejercicio de su actividad en esta disciplina”.

“La empresa privada y la Universidad deben ir de la mano para adecuar la formación de los profesionales a las demandas que plantea la sociedad”, concluye Marisa Poncela, para quien la formación es la clave para mejorar la calidad de los servicios sanitarios y, al mismo tiempo, optimizar los recursos. “La optimización de recursos es determinante cuando las decisiones se toman en un entorno cada vez más restrictivo como consecuencia de la crisis económica mundial, a la vez que la expectativa de vida de la población se incrementa progresivamente como consecuencia de los avances de la investigación biomédica”.

No hay comentarios: