miércoles, 22 de abril de 2009

Los expertos rechazan las limitaciones en los tratamientos para los pacientes con adicciones

A pesar de que se han llevado a cabo importantes avances en España en la atención a los pacientes drogodependientes y transcurridos 26 años desde la puesta en marcha de los primeros centros asistenciales, todavía queda camino que recorrer, según se extrae de las conclusiones aportadas por los expertos reunidos hoy en el ‘Foro sobre Adicciones’, impulsado por el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, centro colaborador de la OMS, ya que en palabras de su presidente, el doctor Manuel de la Peña, "deben aún solventarse importantes desigualdades"
Desde esta perspectiva, el profesor Julio Bobes, catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo y presidente de Socidrogalcohol, asegura que uno de los principales retos en el caso de los pacientes adictos a la heroína, es "trabajar para que no haya inequidades de trato y de acceso a tratamientos respecto al resto de pacientes de salud mental y de otras especialidades médicas". Para ello, asegura que "Sociodrogalcohol defiende que estén disponibles y financiados por parte del Sistema Nacional de Salud todos los tratamientos que estén aprobados por la Unión Europea a través de su agencia reguladora (EMEA)", y añade que, desde esa organización "no se admitirán limitaciones en aras de supuestas razones pseudoeconomicistas o discriminatorias que no permitan el abordaje terapéutico de calidad a estos pacientes".
Asimismo, el doctor Bobes considera necesario armonizar las pautas y programas terapéuticos, "todo ello para reducir las diferencias y limitaciones de acceso de los pacientes drogodependientes y favorecer la promoción de su salud tanto física como mental".

-El ejemplo murciano
No obstante, desde el ámbito de la administración sanitaria se están llevando a cabo notables mejoras para reducir el grado de estigma que todavía padecen los pacientes dependientes a la heroína. Un ejemplo de ello es la labor realizada en la comunidad murciana. En este sentido, el doctor Juan Jiménez Roset, coordinador regional de Drogodependencias de la Región de Murcia, asegura que "aunque se han conseguido avances en la atención sanitaria, ahora debemos garantizar los derechos y deberes de todos los colectivos que están por alguna causa excluidos del sistema sanitario y normalizarlo".
Uno de los elementos clave para asegurar esas premisas es facilitar el acceso a todas las opciones de tratamiento disponibles. De hecho, el doctor Jiménez Roset estima que "con una sola modalidad terapéutica disponible en el tratamiento de pacientes adictos a opiáceos, el sistema es muy frágil". En este sentido, señala que el uso de un nuevo tratamiento de combinación (buprenorfina + naloxona), de uso sublingual y dispensado en las farmacias, "permite que nuestro arsenal terapéutico disponga de más alternativas para normalizar al paciente y eliminar el estigma que significa tomar la metadona en los dispositivos de asistencia social".
Según explica el coordinador regional de Drogodependencias de la Región de Murcia, el factor pionero que se lleva a cabo en esta comunidad autónoma se deriva de "una visión más ética hacia estos colectivos" y, desde el punto de vista científico, considera que "deben aplicarse las guías prácticas de evidencia científica para garantizar el rigor necesario en la aplicación de los programas".
Asimismo, el doctor Jiménez Roset habla de un sistema que busca la calidad: "La atención al paciente drogodependiente debe ser mucho más rica desde lo familiar, lo comunitario y lo social, ya que un mensaje únicamente ‘sanitario’ reduciría mucho los resultados que pudiéramos obtener con este colectivo". Asimismo, incide en mejorar la prevención ya que, según subraya, una de cada tres personas que consumen heroína acaba siendo adicta a esta sustancia.

-Un nuevo perfil de paciente
Para alcanzar a los mejores resultados en la asistencia al paciente drogodependiente, el presidente de la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD), Luciano poyato, considera imprescindible "una absoluta complementariedad y coordinación entre las distintas administraciones públicas y los movimientos sociales". Para ello, concibe un modelo basado en una intervención sociosanitaria complementando esa labor con una mayor asistencia desde el punto de vista social y psicoterapéutico.
"Tenemos que abordar el nuevo perfil del paciente drogodependiente que nos encontramos en la actualidad", para lo que considera necesario "frenar el inicio del consumo de drogas, especialmente en edad prematura", apostilla.
Para conseguir todos estos objetivos, el presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social asegura que el ‘Foro sobre Adicciones’ ha servido de puesta en común de los diferentes modelos políticos para conseguir la mejor atención al paciente drogodependiente posible desde todos su ámbitos (sanitario, social educativo y psicológico) con el fin último de facilitar su integración social.

No hay comentarios: