jueves, 29 de enero de 2009

La carencia afectiva en los niños influye en su sistema immunitario

La carencia afectiva está directamente asociada al desarrollo de determinadas patologías. En este sentido hay un grupo social de alto riesgo, que son los niños que no reciben diariamente el cariño necesario para tener armonía, tanto en su medio interno, como en el mundo que les rodea. Se han estudiado niños que han estado recluidos en centros de acogida, hijos cuyos padres están encarcelados, familias con falta de recursos económicos, etc...
"La carencia afectiva influye como un determinante más sobre la calidad de la respuesta inmunitaria, o lo que es lo mismo en los mecanismos de defensa del niño frente a la infección. El sistema inmune no responde igual en un niño con este historial que en un niño que vive en condiciones normales", señala el Dr. Antonio Muñoz, ponente del 2º Simposium de Pediatría sobre Enfermedades Infecciosas y su Prevención en Edad Pediátrica que se celebra hoy y mañana en el Hospital Internacional Xanit.

Los estudios realizados han demostrado que, sólo en Andalucía, este tipo de trastornos afectan a un número de niños en régimen de acogimiento, y de éstos un porcentaje importante casi el 50% de niños son inmigrantes, principalmente procedentes de Marruecos.
Varias tesis doctorales realizadas hasta el momento, han demostrado que una patología frecuente asociada a la carencia afectiva es el retraso en el crecimiento, debido a una inhibición del sistema hipófiso-adrenal, que en casos límite puede impedir la producción adecuada de ciertas hormonas, dando como resultado niños con una talla inferior a la normal.
Asimismo, se ha observado que la presencia de infecciones es más frecuente, y que la adaptación a los cambios de luz y oscuridad es más lento, ya que la melatonina, hormona que regula este tipo de cambios, está muy por debajo de la que se correspondería con la de un niño normal a esa edad.
Los trastornos en el comportamiento son otro tipo de patología asociada, producidos por un grado importante de estrés y de ansiedad. Según indica el Dr. Muñoz, los niños "pueden estar sometidos a un estrés crónico o de tipo psicológico y emocional, que menoscaba su tipo de respuesta inmunitaria".

-Prevención de enfermedades infecto-contagiosas
Otro de los temas que se abordan en este symposium es el relacionado con la las vacunas, que representan un hito fundamental en la prevención de enfermedades infecto-contagiosas, ya que "han supuesto la medida de medicina preventiva con mejor beneficio-coste", señala el Dr. Manuel Baca, jefe de Pediatría del Hospital Internacional Xanit y coordinador del Symposium.
Las novedades en cuanto a vacunación son importantes. En primer lugar con respecto a la vacuna antineumocócica se han desarrollado dos nuevas vacunas más potentes. La novedad reside en que una desarrolla una prevención más eficaz ante los 13 tipos de neumococos más importantes, respecto a los 90 que existen, mientras que la otra además de prevenir infecciones provocadas por 10 neumococos, también disminuirá la presencia de otitis en niños.
A esta lista hay que añadir la vacuna del rotavirus, debido a que se ha comprobado que además de prevenir prácticamente todos los tipos de gastroenteritis graves.
Finalmente, merece especial mención la vacuna del virus contra el papiloma humano que previene el cáncer de cuello de cérvix. Aunque su principal función es proteger a la mujer frente a esta patología, se está demostrando su efectividad en la prevención de otros tipos de cáncer, como el de vagina y otros cánceres masculinos.

-La vacunación infantil en España
En este Symposium, "además de estudiar la situación actual de las vacunas, se van a analizar las patologías respiratorias en niños y la prevención de enfermedades infecciosas, tales como el asma y otras patologías pulmonares", añade el Dr. Baca.
A pesar de la preocupación existente, el incumplimiento vacunal es una realidad. Esto puede deberse a un rechazo, raramente justificado, por temores adversos, casi siempre imaginarios o no demostrados, derivados de información errónea. "Afortunadamente en España, hasta el momento, los grupos detractores de la vacunación son escasos. La vacunación incorrecta se limita, fundamentalmente a pequeños colectivos —generalmente marginales— por desidia, desconocimiento o difícil acceso a la oferta sanitaria", añade el Dr. García- Sicilia, ponente en este Symposium de Pediatría. La población española está concienciada acerca de la vacunación infantil y es extraordinariamente colaboradora. Por todo ello, se han alcanzado coberturas vacunales del 95% en niños permitiendo a España convertirse en uno de los países con una de las más altas tasas de vacunación del mundo.

No hay comentarios: