martes, 2 de diciembre de 2008

Expertos animan a investigar la relación directa entre la obesidad y el riesgo de padecer cáncer




El director del Instituto de Salud Carlos III aboga por la investigación consorciada con proyección internacional en el marco del congreso, que puso de manifiesto la necesidad de que la industria alimentaria se implique en la prevención de la obesidad.
El proyecto sobre Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED), pretende que la medicina basada en la evidencia científica garantice los aspectos saludables de un alimento envasado.
Premiados novedosos proyectos de investigación, entre ellos un estudio relacionado con la genética involucrada en el desarrollo del VIH y un trabajo multicéntrico europeo aplicado a más de 1.600 personas con trastornos alimenticios, que vincula un mayor consumo de tabaco y drogas a pacientes bulímicos.
Doscientos investigadores de reconocida excelencia en el campo nacional e internacional de la biomedicina se dieron cita en A Toxa para participar en el II Simposio Científico organizado por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) que se clausuró el pasado viernes, tras tres jornadas de análisis sobre las claves y retos de la conducta social alimentaria para el siglo XXI. El simposio sirvió, además, para dar cuenta de los avances en el conocimiento de los procesos biológicos y moleculares que conducen a los trastornos de la conducta alimentaria desencadenados por factores socioculturales como las respuestas ante el estrés y la ansiedad.


El director científico del Centro y Jefe del Servicio de Endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), Felipe Casanueva Freijo, fue el encargado de dar la bienvenida a todos los asistentes congregados, respaldado por el director xeral de Aseguramento e Planificación Sanitaria, Germán González Pazó, y por el director-gerente del CHUS, Jesús Caramés.
Todos los profesionales que participaron en el congreso animaron a abrir una línea de investigación que estudie la relación directa entre la obesidad y el riesgo de padecer cáncer, delineando la posibilidad de activar un proyecto trasversal que giraría alrededor de la obesidad, la inflamación y el cáncer, siendo la inflamación una constante en ambas enfermedades.
Así mismo, mostraron su conformidad ante el hecho de implicar a la industria alimentaria para intentar frenar la obesidad, defendiendo, para ello, el control del etiquetado de los productos, lo que les permitirá convertirse en un aval y referente que potenciará el rigor en la conducta alimentaria.


-Competencias unificadas
El doctor Ramón Estruch, coordinador del conocido estudio PREDIMED, un proyecto sobre Prevención con Dieta Mediterránea, fue el encargado de inaugurar el programa de ponencias. El relator aprovechó para exponer a los asistentes las nuevas acciones llevadas a cabo por el CIBERobn para identificar las variantes genéticas de la población relacionadas con la respuesta a la dieta mediterránea. Una labor que entronca directamente con la finalidad del estudio que persigue aportar evidencias científicas de que la dieta mediterránea reduce todos los factores de riesgo cardiovascular.
En este sentido, el CIBERobn ha puesto en marcha recientemente un estudio piloto realizado en personas sanas que pretende constatar que el consumo frecuente de merluza congelada de Namibia es saludable, contribuyendo a mejorar el índice de masa corporal (IMC), el colesterol y la vitamina E.


La clausura de la primera jornada del simposio corrió a cargo del recientemente nombrado Director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), José Jerónimo Navas Palacios, quien abordó a lo largo de la sesión predinner los aspectos fundamentales del nuevo sistema de ciencia y tecnología. "La unificación de las competencias mediante la creación de un nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación en el que confluyen por primera vez la universidad, la investigación y la innovación, los organismos Públicos de Investigación (OPI’s) y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), supondrá un gran avance para la medicina, creando, así un sistema que funcione de manera coordinada", referenció Navas Palacios.
El director del ISCIII aboga por la investigación consorciada con proyección internacional así como por la innovación y la potenciación de los institutos de investigación sanitaria que permitirán la "captación de talento, la constitución y fomento de grupos emergentes y la creación de grandes infraestructuras de investigación que posibilitarán la conexión territorial con las empresas".


El impulso y respaldo de los CIBERs seguirá siendo una prioridad para el Instituto de Salud Carlos III en su línea de acciones programadas para el 2009, destinando 90 millones de euros anuales al financiamiento de los Centros de Investigación Biomédica en Red distribuidos por toda la Península.
El Instituto de Salud Carlos III, adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, es el encargado de promover y financiar la actividad de los Centros de Investigación Biomédica en Red distribuidos por toda España para contribuir a fundamentar científicamente los programas y políticas del Sistema Nacional de Salud en las áreas prioritarias del Plan Nacional de I+D+I.
José Jerónimo Navas es su actual director desde el 29 de agosto de este año. Hasta la fecha de su nombramiento era Director del Programa de Investigación e Innovación del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya. Su pretensión más inmediata pasa por mantener la línea continuista de sus predecesores en el cargo que han contribuido a que el Instituto de Salud Carlos III se haya convertido en la referencia estatal en servicios de salud pública e investigación en ciencias de la salud.


La segunda jornada del simposio se caracterizó por el intento de los ponentes por arrojar luz sobre los genes que confieren susceptibilidad para desencadenar los trastornos alimenticios y/o la obesidad, centrando las intervenciones en la expresión de los genes alterados en la obesidad mórbida y en el deterioro de la respuesta de las condiciones alimenticias al hablar de la obesidad.
La profesora de investigación del Instituto de Investigaciones Biomédicas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Presidenta de la Sociedad Europea para la Investigación Clínica (ESCI), Lina Badimón, fue la encargada de inaugurar la segunda jornada del simposio científico, exponiendo, al público asistente, la regulación de la proteína LRP1 en la arterioesclerosis vascular.
Beneficios de la dieta mediterránea
El pasado viernes, las ponencias giraron en torno a la genética en el momento de la ingesta de alimentos culinarios y el riesgo de la obesidad en la población, alrededor de los factores y la expresión genética que vive en los tejidos adiposos de las mujeres con obesidad mórbida y sobre el incremento de casos de obesidad en los niños y adolescentes dejando latente el riesgo que esta enfermedad tiene para la salud.
El profesor titular de Fisiología de la facultad de medicina de Córdoba, Manuel Tena-Sempere, abordó la investigación intramural del programa llevado a cabo por el CIBERobn, orientada a reforzar las relaciones entre los distintos grupos de investigación y fomentar su investigación cooperativa.
Y el investigador del Departamento Bioquímica y Biotecnología de Tarragona, Jordi Salas-Salvadó, retomó el estudio PREDIMED, abodado durante la primera jornada del simposio científico por el coordinador de dicho proyecto, Ramón Estruch, para presentar al auditorio los resultados obtenidos a lo largo de un año, afirmando que una dieta mediterránea suplementada con frutos secos mejora el estado del metabolismo.


-
Proyección internacional
Las referencias a la actividad del CIBERobn dentro del programa europeo fueron una tónica constante a lo largo de estas tres jornadas. El investigador israelí, Máximo Maislos, habló sobre el paso del mero compromiso científico con la obesidad al tratamiento activo aplicado a la educación, a la responsabilidad política y a la colaboración interdisciplinaria.
La proyección multinacional del simposio entra en sintonía con el marcado carácter internacional que vertebra la actividad del CIBERobn. La última incursión en la circunscripción europea tuvo lugar el pasado septiembre, cuando representantes del CIBERobn se reunieron en Bruselas con diversos organismos tecnológicos y científicos a fin de consolidar su presencia en la Comunidad Europea y poder desarrollar y proyectar su actividad entre el colectivo médico, empresarial y social. Para ello, contó con el respaldo de la OPIDI, Oficina de Programas Internacionales de I+D+i de la Xunta de Galicia, y la Oficina de Proyectos Europeos del Instituto de Salud Carlos III, quienes servirán de enlace para lograr la máxima presencia y difusión del centro de investigación.


-Concesión de galardones
Durante la sesión de cierre y clausura del simposio se procedió a la entrega de los premios correspondientes a las cuatro categorías coincidentes con las áreas clínica, básica, puente y de innovación. La elección de los galardonados se decidió a lo largo de los tres días que duró el congreso, durante los cuales los miembros del jurado valoraron los resultados de las tareas de investigación expuestas en paneles informativos.
El estudio multicéntrico europeo, participado por investigadores de seis países, sobre el consumo de drogas y tabaco por parte de las personas con trastornos alimenticios recibió el premio del área clínica. El trabajo, en el que han participado más de 1.600 pacientes, sobre todo mujeres, con trastornos del comportamiento alimentario, demuestra que las personas con este mismo perfil consumen una mayor cantidad de tabaco y drogas. La mayoría de los pacientes son adolescentes con bulimia.
El descubrimiento de una nueva proteína (la NECC2), segregada por el tejido adiposo, se hizo con el premio correspondiente al área básica. La investigación pretende caracterizar la expresión de dicha proteína en el tejido adiposo, aportando información nueva al conocimiento básico del área que se investiga.
El galardón del área puente (entre la básica y la clínica) premió la conexión entre la investigación básica y clínica motivada por un estudio desarrollado en pacientes con VIH. Este trabajo permite a los investigadores disponer de pistas sobre cuáles son los genes que están involucrados en la enfermedad y las futuras terapias aplicables para llegar a controlarla.
La contribución científica que ha supuesto la descripción del mecanismo de acción de los ácidos grasos en el hipotálamo les ha otorgado a sus responsables el premio del área de innovación. Una contribución científica vinculada a la acción de una hormona obesigénica que incita a la ingesta de alimentos.

No hay comentarios: